15 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Pachanga en el IEEA

Personal del IEEA denunció las graves irregularidades que ocurren en la dependencia.

Compartir en Facebook Pachanga en el IEEACompartir en Twiiter Pachanga en el IEEA

Hartos de los excesos y abusos de autoridad de su directora, Candelaria Raygoza Alcocer, el personal del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos (IEEA) denunció a Novedades Chetumal las graves irregularidades que ocurren en la dependencia desde que la conflictiva “política” tomó las riendas junto con un grupo de allegados que están desangrando el presupuesto etiquetado para apoyar la educación de la población más vulnerable usándolo a su conveniencia.

Desde su llegada al IEEA “Candy” Raygoza ha estado envuelta en la polémica por casos de maltrato laboral, gastos excesivos en contratos de compras y servicios, simulación en la entrega de certificados, entre otras travesuras, generando un ambiente tóxico en el interior de la dependencia que se ha tornado insoportable para los trabajadores.

Y es que los nuevos jefes impuestos por la funcionaria, entre ellos su director jurídico, Eric Miravete Granja, y su secretario particular, Jorge Espinoza Angulo, además de que tratan con la punta del pie al personal no dan golpe en el Instituto y se la pasan de paseo cobrando jugosos viáticos siguiendo el ejemplo de su directora.

Porque la principal queja de los empleados es que Candelaria Raygoza ni siquiera pisa las oficinas en Chetumal y se la pasa en eventos y cursos con cualquier pretexto, eso sí, todo con cargo al presupuesto del IEEA.

El descaro de la directora llega a tal grado que incluso presume en sus redes sociales los viajes que realiza en días hábiles a cursos que ni siquiera tienen que ver con su función, como al que acudió --con viáticos incluidos, faltaba más-- el jueves y viernes de la semana pasada en la cosmopolita ciudad de Monterrey, Nuevo León, que fue un “Congreso Internacional de Cuidados Paliativos, Tanatología y Dolor”.

Pero lo más grave es que el manejo financiero está al borde del desastre y podría derivar en denuncias formales si los gastos se auditan, pues para mantener ese “estilo de vida” Candy Raygoza y sus consentidos han metido mando de manera irresponsable en las partidas presupuestales federales, dinero que viene etiquetado para programas del INEA que no se están realizando, pues el recurso se destina a cumplir los caprichos de la directora.

Tan mal andan las cosas en el abandonado IEEA que los trabajadores hasta extrañan al ex director Javier Novelo Ordoñez, antiguo malo de la película que al lado de doña Candelaria es recordado como todo un angelito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios