17 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Lo que no quería López Obrador

No es que no entiendan, es que no les interesa entender. Florestán

Compartir en Facebook Lo que no quería López ObradorCompartir en Twiiter Lo que no quería López Obrador

Algo de lo que no quería Andrés Manuel López Obrador ha comenzado a ocurrir: una ruptura con el sector empresarial, como en 2006, aunque, como le contaba ayer, los hay que no se atreven a decir en voz alta lo que susurran.

El primero en fijar posición pública y rotunda fue Carlos Slim, al que por años se le ligó con el hoy candidato de Morena por su relación cuando fue jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, 2000-2005, en recuperación del Centro Histórico de Ciudad de México, de lo que han corrido 15 años.

Y hoy, tres lustros después, chocan por el tema de la construcción del nuevo aeropuerto.

La posición que fijó Slim, aun cuando sea parte interesada en el tema, no dejó dudas. Habló de miedo: Me preocuparía y me daría miedo por lo demás que siga, porque si esto va a ser el criterio, yo creo que van a ser criterios equivocados de administración. Hay riesgo de que se equivoque tomando pocos factores en las decisiones.

A esto respondió López Obrador a distancia diciendo que lo había mandado Salinas o Peña Nieto para defender el aeropuerto, obra que ha calificado como un socavón de corrupción de 300 mil millones de pesos que no irá porque se acabó el bandidaje oficial.

Y en eso estaba cuando ayer el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, salió a anunciar la cancelación de la mesa que le habían ofrecido al tabasqueño cuando se los chamaqueó para discutir sobre el NAIM, diciendo que nos parece inocuo continuar con una discusión donde no estamos de acuerdo y observamos que López Obrador no escucha y si no escucha no tenemos nada que agregar. En este tema ha dado muestras de intolerancia para escuchar. Los empresarios han notado en López Obrador, que cuando no están de acuerdo con él, descalifica a las personas y eso les preocupa si llega a gobernar.

Este no es un descubrimiento de Castañón, es el vocero de los grandes empresarios que así toman distancia y expresan su temor por el viable triunfo electoral de López Obrador, ruptura que éste no quería y a la que aquellos le temían.

Pero han dado el paso y es irreversible.

RETALES

  1. RESPUESTA. A la cancelación de la mesa, AMLO respondió que ya la hará una vez que triunfemos, pasando el 1 de julio. Y volvió a cargar contra Slim. Agregó que Castañón está muy presionado por sus jefes;
  2. IRRESPONSABLES. Se quiso presentar como sinónimo de austeridad que la avioneta que le rentaron a López Obrador era modelo 1968, lo que me parece una irresponsabilidad. Subirlo a una avioneta que no tiene cabina presurizada y es de hace medio siglo es una temeridad porque ponen en riesgo su vida;
  3. PALO. La secretaria de la Función Pública, Arely Gómez, impuso otra inhabilitación prohibiendo a todas las dependencias del gobierno federal, o que usen recursos federales, cualquier trato con Odebrecht. Ya son cuatro inhabilitaciones. Pero en esta última se sancionó a dos directivos de la firma brasileña. M

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios