Vamos a pintar

Cuando alguien se pone a dibujar, niños o adultos, no saben que son mucho más que dibujos, tienen en profundidad muchas cosas.

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Cuando alguien se pone a dibujar, niños o adultos, no saben que son mucho más que dibujos, tienen en profundidad muchas cosas. El dibujo forma parte de interpretaciones artísticas de diversas culturas. Los egipcios, aztecas, mayas, la cultura europea medieval y las culturas asiáticas, como la tibetana, la china o la hindú; donde en todas ellas se dibujaba.

Existen muchas técnicas en esto de dibujar y pintar que no son lo mismo. Pintar
implica la aplicación de pigmentos, generalmente mediante un pincel, que son esparcidos sobre un lienzo, y el dibujo es la delineación en una superficie, generalmente en papel. Y les platico que el tener un lápiz, una crayola o un pincel, tranquiliza como pocas cosas en la vida. A través de la propia acción de dibujarlos y colorearlos. Al hacerlo, se activan mecanismos físicos como la acción de dibujar y pintar, mentales como creatividad, elección y organización de colores y psicológicos.

Y todo sucede bajo la supervisión de nuestras emociones que es lo importante. Al dibujar y colorear un cuaderno, simplemente estamos dejando que nuestro inconsciente se exprese, por lo que lo que, a su vez, se desarrollan fines terapéuticos. Cada momento de nuestra vida es diferente y nuestros estados de ánimo no son siempre iguales. Por lo tanto, estar elaborando una obra en donde dibuje, pinte o simplemente este coloreando; nos puede ayudar a sacar todas las
emociones al exterior, las positivas para que nos llenen de energía y las negativas para dejar que se vayan muy lejos de nosotros. Por tanto, cuando alguien necesite expresar sus emociones y liberar las energías negativas, ya sabemos qué hacer.

No duden en poner manos a la obra. Ahora que ya estarán los niños y adolescentes de vacaciones; valdría la pena en pensar un curso de verano en donde les ayude a sacar lo mejor de si con el simple hecho de dibujar. Podríamos tomar la opción de aprender un instrumento musical, pero es más lento el resultado y las artes plásticas tienen resultados desde la primera clase y esto es una maravilla. Aclaro que siempre sea con un profesional y nunca con un improvisado. Si quieren saber dónde, yo les digo con quien. Hasta la próxima semana.

Cargando siguiente noticia