15 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Taxistas en desmedro

En la víspera de las elecciones un antiguo barullo de descontento...

Compartir en Facebook Taxistas en desmedroCompartir en Twiiter Taxistas en desmedro

En la víspera de las elecciones un antiguo barullo de descontento reapareció por todos lados con los taxistas, en desmedro de su propio destino. Ese brinco de bloqueos carreteros emprendidos por taxistas sindicalizados fue en protesta de la nueva Ley de Movilidad Estatal legislada por votación unánime por los diputados del Poder Legislativo local, la cual se vislumbra fructífera para la sociedad quintanarroense.

Toda vez que el gremio de taxistas ya no es tan protagonista como en los ayeres en esta vez de las elecciones 2018 con el cambio de gobierno de alternancia que devino a merced de la entonces candidato, Carlos Joaquín González, como gobernador del Estado que catapultó la democracia de los quintanarroenses, Vox Dei, con la dignidad del pueblo de Quintana Roo.

Para situar el relato de este epígrafe. Por un trabajo técnico y político deficiente del Ieqroo el cual fue la causa principal que obstaculizó el avance en la realización de la consulta ciudadana en el municipio Benito Juárez impulsada por el gobernador del Estado sobre la realización de un consulta para darle entrada a las plataformas digitales de transporte tipo Uber el 1 de julio, día de las elecciones.

Las fallas del Ieqroo que pusieron en riesgo la consulta ciudadana fueron desde el presupuesto presentado cercano a los 13 millones de pesos para organizar la consulta en el municipio Benito Juárez que el Instituto Electoral Estatal hizo de la solicitud del gobierno del Estado y es el Ieqroo el que finalmente puso en duda su realización.

El pasado 15 de mayo los magistrados del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) revocaron el acuerdo de los consejeros del Instituto Electoral local que permitiría dicha consulta al considerar que no se fundamentó la trascendencia e impacto de la consulta ciudadana, la cual no fue aceptada y, recomendaron, que se hiciere otra propuesta más consensuada con los municipios adyacentes con lo solicitado para el municipio Benito Juárez.

El punto es que los gremios de taxistas del Estado les dio por tirar vallas al no aceptar la Ley de Movilidad en el Estado y de nuevo arremetieron con las viejas prácticas en desmedro del turismo en el polo más importante de América Latina, Cancún, prometiendo no salir a la calle el día de la elección presidencial y sus adyacentes federales y locales y, por el contrario, salieron a protestar contra dicha ley de movilidad con taxistas altaneros calentando a la gente como si en vez de un actuar digno prefirieron manifestarse con bloqueos carreteros contra los poderes Ejecutivo y Legislativo.

La actuación de los taxistas fue de rechazo por la misma ciudadanía que les dio por innegable aceptación. Curiosamente los taxistas recularon su mal proceder que por todos lados pretendían hacer valer sus derechos, que entre los motivos de la protesta sería contra las elecciones y se tuviese en cuenta la baja votación del día domingo 1 de julio y, entonces, el líder del Frente Único de Trabajadores del Volante, FUTV, en representación de 17 sindicatos de taxistas en el Estado, prefirió levantar el bloqueo poniéndose a la orden del mandatario estatal.

Si hubo abuso de taxistas con los bloqueos –y boqueos- también es cierto que han estado sujetos a mayores manipulaciones imaginables con el régimen del partido tricolor en las elecciones de antaño y no se trataba solamente de la misión de acarreo de votantes, sino más bien de un coctel de artimañas compuesto por conseguir prebendas porque se ponían a las órdenes desde el exterior del partido y candidatos del partido de turno para conseguir negociaciones como infiltrados solidarios el día de las elecciones.

Francamente con ese fallido encuadre luce muy difícil que el nuevo gobierno y partidos aliados, juntos, lideren el día de la votación utilizando a los taxistas, con un proceso que lleva al nuevo gobierno a desatarse de los gremios de taxistas en el Estado al vencer definitivamente la corrupción y el continuismo de viejas prácticas.

Para eso no deberán rodearse de taxistas, dícense intocables, leales y aliados, muchos salidos de grupos de priistas, otros de la oposición que han hecho “ su roncha” sin antes -haber palabreado- para solidarizarse con las elecciones a cambio de favores porque coadyuvan a la causa triunfal.

En el proceso de 2016 se realizaron en Quintana Roo las primeras elecciones libres, directas y secretas convocadas por el Instituto Estatal Electoral, Ieqroo, luego que con la alianza PAN-PRD se impulsó el triunfo del candidato a Gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, en la cual se consagró el triunfo con la alternancia por primera vez en la historia quintanarroense.

Esta vez se espera que el mandato de la democracia se repita en estas elecciones 2018, al término del proceso y conocimiento de los resultados la alegría y el alborozo se convertirán en una gran fiesta popular porque se hizo sentir el entusiasmo y la alegría de un pueblo demócrata que se hubo expresado para renovar la Presidencia de México, el Legislativo federal, San Lázaro y el Senado y, en lo local, 11 presidentes municipales para dar comienzo a la etapa política de mayor estabilidad, crecimiento, desarrollo, progreso y bienestar para Quintana Roo y su gente.

                                                              

En el vitral

 

Se fortalecerán aún más la desobediencia y rebeldía del diputado local del PRD, Emiliano Ramos Hernández, quien consagró la perseverancia facciosa de la tribu perredista impugnando al bravo blanco externo “Chanito” Toledo.

Ese movimiento ha sido y sigue siendo la única verdad, directa, difícil de valer para algunos, pero la verdad es lo que los perredistas benitojuarenses desean después de tantos embustes en tribunales, por lo que se verá consolidada la derrota en el municipio BJ, -la preciada joya de la corona-.

Pero sobre todo porque el domingo 1 de julio quedará abiertamente demostrada la máxima realidad: Benito Juárez se perderá por culpa del renegado Emiliano Ramos Hernández, a quien se le mencionó en un diálogo para ser expulsado por rebeldía del partido del Sol Azteca, a lo que el cooperador opositor –dijo- acudirá presto a la ley, como es su costumbre, dispuesto a enfrentar a los jefes de la tribu con sus derechos políticos.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios