Cancún: Pagan indemnización a ejidos después de una década de atraso

El gobierno federal liberó este fin de semana un cheque a nombre del ejido por concepto de indemnización.

|
(Jesús Caamal/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

El ejido Felipe Carrillo Puerto recibió después de más de una década el pago correspondiente a la expropiación de 116 hectáreas por parte de las autoridades federales. Como resultado de las negociaciones para el Tren Maya, el gobierno federal liberó este fin de semana un cheque a nombre del ejido por concepto de indemnización.

Lilia González Moreno, enlace territorial del Tramo 6 del Tren Maya, confirmó la realización del pago, que se había comprometido para el 15 de julio.

Entregamos al Consejo Directivo del Ejido de Felipe Carrillo Puerto ante la fe de un notario estos cheques, que van a ser ingresados a la cuenta del ejido y a su vez será el que le transfiera a cada uno de los ejidatarios la cantidad proporcional”, destacó la funcionaria federal.

Había estado con ellos (ejido Felipe Carrillo Puerto) hace 10 días porque en principio la fecha propuesta era 15 de julio, pero por todo el tema de la contingencia no pudimos atender y cumplir, pero se pidió una prórroga de 15 días más y ahí sí pude cumplir poco antes de tiempo, porque estamos el día de hoy terminando de atender ese compromiso. Trajimos ya los cheques”, señaló la funcionaria federal.

Aunque ni la autoridad ni el ejido confirmaron el monto, de manera extraoficial se habla de alrededor de 57 millones de pesos. En 2008 se realizó la última ampliación de la carretera en el tramo Bacalar-Tulum.

Felipe Carrillo Puerto, es el primero que recibe la indemnización de seis ejidos con los que los responsables del Tren Maya, acordaron realizar los pagos: Chunyaxché, X-Maben, X-Hazil Sur, Tres Reyes y Andrés Quintana Roo.

La siguiente semana estaremos en Chunyaché, y así sucesivamente con los otros ejidos. Ellos entregaron en su momento al Presidente de la República un oficio donde externaron las superficies afectadas en sus ejidos y el Indaabin se encargó de los avalúos”, destacó.

En una segunda etapa se sostendrán pláticas y acuerdos con los demás ejidos del municipio de Bacalar y Othón P. Blanco, que también resultaron afectados con la construcción y ampliación de la vía federal que conecta a Chetumal con Cancún.

Pagamos una deuda histórica de hace 12 años, pero ahora viene la parte del tren, donde esperamos que se puedan maximizar los beneficios para la gente. Al pasar el tren por esta carretera, considerada para el trazo, habrá afectaciones a estos ejidos y habremos de trabajar con las comunidades”, indicó.

Cargando siguiente noticia