21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Venta de pan de muerto en 'supers', perjudica a panaderías

Las 40 panaderías establecidas en la capital del Estado han sufrido pérdidas en esta temporada.

Las ventas en las panificadoras establecidas en Chetumal, unas 40 aproximadamente, según registro de años anteriores, han decaído. (Ángel Castilla/SIPSE)
Las ventas en las panificadoras establecidas en Chetumal, unas 40 aproximadamente, según registro de años anteriores, han decaído. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Venta de pan de muerto en 'supers', perjudica a panaderíasCompartir en Twiiter Venta de pan de muerto en 'supers', perjudica a panaderías

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El pan de muerto dejó de ser tradición para esos días, porque los supermercados empiezan a venderlo un mes antes y eso repercute en las ventas de las panaderías establecidas en la capital del estado advirtió José del Carmen Villanueva García, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canaimpa) en Chetumal.

“En este momento todos los supermercados están abarrotados de pan de muerto, empiezan a venderlo desde un mes antes y cuando llega el mero día, la gente está fastidiada, ya no es una ilusión comerse un pan de muerto y cuando empezamos a hacerlo unos días antes de la fecha, ya no se vende”.

También te puede interesar: “Comer muertos es un verdadero placer”

Villanueva García señaló que las ventas en las panificadoras establecidas en Chetumal, unas 40 aproximadamente, según registro de años anteriores, han decaído y es difícil poder recuperarse.

“Lo caído, caído y no nos vamos a poder recuperar jamás. Sí consideramos cuánto pan venden los seis, siete supermercados y tiendas de autoservicio y que toda esa producción nosotros la hacíamos y ahora ellos venden”.

Producción en supermercados 

Consideró que es difícil cuantificar la producción de los supermercados, y más aún cuantificar las ventas que pueden tener de pan de muerto en esta temporada, sin embargo, sólo les resta continuar trabajando.

Si queremos subsistir tenemos que trabajar, que incursionar en el mercado, incluso, yendo a vender casi de casa en casa, como lo hacen algunas panificadores que subcontratan a vendedores”. Señaló que, no obstante el panorama planteado, la entrada del invierno representa una buena temporada, pero no para recuperar ventas, sino para continuar trabajando.

“Con las lluvias, o si baja un poco la temperatura, la gente consume un poco más de pan y eso mejora la actividad, aunque, insisto, no es para recuperarnos, sino para continuar en la lucha, son ventas para seguir activos y no cerrar puertas”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios