18 de Julio de 2019

Opinión QRoo

Para que haya democracia siempre se debe hablar con la verdad

La defensa real y sustentable de la democracia es saber hablar al pueblo siempre con la verdad...

Compartir en Facebook Para que haya democracia  siempre se debe hablar con la verdadCompartir en Twiiter Para que haya democracia  siempre se debe hablar con la verdad

Con todo lo que ha estado pasando, debemos reflexionar que es muy importante que los “gallitos políticos” y los “gallitos” que manejan empresas privadas, deben estar plenamente conscientes de que el “machismo político” no tiene justificación alguna en la democracia.
La defensa real y sustentable de la democracia es saber hablar al pueblo siempre con la verdad, brindar seguridad política, seguridad económica y seguridad en todo lo que es la operación de la iniciativa privada.
La incapacidad populista, “el populismo”, nace del espíritu de la complacencia de los propios populistas, por ello queda plenamente demostrada su incapacidad de poder someter todos sus dichos y hechos a una realidad, por lo tanto las mentiras, como en el caso de Castro que ocultó de su precaria salud, del hipertenso presidente, nos reflejan la falta del sentido realista en todas sus actuaciones.
Los mexicanos necesitamos que siempre se nos hable con la verdad para que tengamos la posibilidad de entender cuando una política es real y sólo busca el beneficio del país “del pueblo mexicano”, ya que de otra manera no puede ser aceptable.
La cantidad de agresiones verbales que se han estado dando a muchas instituciones son totalmente inaceptables y la más grave de todas, además de no respetar la Constitución y los tres poderes de la unión, es el haber insultado al tres veces heroico Ejército mexicano, ya que ahí la disciplina, el honor, el patriotismo, el nacionalismo y el amor a la patria, han sido siempre sus cualidades indiscutibles, así como tampoco es aceptable la agresión que está viviendo la policía federal, eso ya es inaceptable.
No podemos entender cómo existen los (pseudo) mexicanos que no tienen respeto por la patria, por la bandera y por nuestras tradiciones, ya que son gentes mezquinas que sólo quieren seguir imponiendo falacias en gobiernos decadentes como el venezolano y el cubano que han promovido revoluciones bolivarianas.
México es un país con una gran historia, que ha tenido a unos super héroes, Villa, Zapata, Aldama, Allende, Josefa Ortiz de Domínguez y muchos más, cada uno de ellos, incluido el mismo Iturbide, fueron personajes que demostraron siempre que los objetivos de un hombre que está en sus cabales y que llega a ser servidor público y que es votado para que pueda ocupar un lugar como el de la Presidencia de la República, entre sus muchas obligaciones tienen que pensar y actuar siempre que todo es en beneficio del país, no de “cárteles políticos” o de “mequetrefes ineptos”.
En la actualidad y con sus pobres actuaciones han logrado engañar a los incautos “milenios”, ya que a todas luces queda demostrado que no todos han tenido los mismos derechos como el de la seguridad, la asistencia médica, el acceso a vías de comunicación y a la educación, lo que sirve para aprender a amar y respetar a la hermosa República Mexicana.
Tic tac, tica tac, tica tac, el reloj sigue su marcha y tan pronto la realidad y la verdad brillen estos “malditos” no serán más que historia y quedarán en el pasado, es momento de reflexión de los mexicanos, para que en unidad tomemos las mejores medidas que sirvan para rescatar a México de esta crisis sin razón que han ocasionado estos “traidores”.
Tic tac, tic tac, el reloj continúa marcando los segundos que quedan para el fin de sus existencias en lo económico, en lo político y en lo social, ya que estos personajes no merecen el respeto, al haber demostrado a todas luces que no son más que unos payasos, ególatras y sin razón.
Es importante que preparen a brevedad las auditorías de cada una de las instituciones del actual gobierno y de todos los movimientos que han estado llevando a cabo para que se dé a conocer cuánto dinero del que dicen “han ahorrado”, se han robado todos los pertenecientes a este cártel.
Es un llamado para todos los que tengan la capacidad de reflexión, para que exponga sus ideas, sus puntos de vista y las posibles medidas a tomar, que nos puedan brindar las posibilidades de encausar y rescatar al país de la terrible crisis que nos están creando.

El Gran Premio en México significa una promoción poderosa a nivel mundial

Hace 44 años, el tres veces campeón mundial de Fórmula 1 y uno de los mejores pilotos de la época, Sir Jackie Stewart amablemente nos concedió una entrevista para el periódico Novedades de México y ahora nos da su punto de vista sobre la posible cancelación de este súper mega evento: “He oído rumores de que el nuevo gobierno no desea tener el Gran Premio de Fórmula 1 en México. Sería una pena, ya que es uno de los más populares y mejor organizados Grandes Premios en los que he estado en mucho tiempo. El lugar es fantástico y la multitud es tan entusiasta, y con la exposición global para México, es la mejor manera posible de hacerlo.
Creo que es una promoción enormemente poderosa para México como país y creo que sería una decisión muy pobre para cualquier presidente o partido político perder la oportunidad de que su país sea promovido mundialmente con tanta fuerza.
Esperemos que prevalezca el sentido común, pero necesitan saber lo importante que es para el resto del mundo ver a México con tanta luz y reconocimiento internacional.
El automovilismo es nuestro gigante de los deportes y particularmente la Fórmula 1, es una de las mayores y más coloridas oportunidades para proyectar la presencia de un país en un deporte que llega a tantas personas en todo el mundo.
El turismo en sí debe participar desde mi punto de vista, la importancia que esto le da a México”.

Naturaleza jurídica del servidor público

El artículo 108 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reputa como servidores públicos a los representantes de elección popular, a los miembros del Poder Judicial de la Federación, los funcionarios y empleados, y, en general toda persona que desempeñe un empleo, cargo o comisión de cualquier naturaleza en la Administración Pública Federal. Por su parte, el artículo 2 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, establece que son sujetos de esa Ley, los servidores públicos mencionados en el párrafo primero y tercero del artículo 108 Constitucional y todas aquellas personas que manejen o apliquen recursos económicos federales.
Las constituciones de los estados de la República precisarán, para efectos de sus responsabilidades, el carácter de servidores públicos de quienes desempeñen empleo, cargo o comisión en los estados y en los municipios, en el caso del Distrito Federal dicha previsión se contendrá en el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal.
Ahora bien, no obstante que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos describe lo que debe entenderse por servidor público, es importante señalar que doctrinalmente existen diversas denominaciones para referirnos a dicho concepto, aunque en esencia no tienen el mismo alcance; sin embargo, podemos derivar que el concepto de servidor público es más extenso que los de funcionario, empleado u otros, pues no sólo se refiere a éstos sino que, adicionalmente, a cualquier persona a la que el Estado le haya conferido un cargo o una comisión de cualquier índole, entre los que se ubicarían aquellos individuos que hayan sido designados como funcionarios electorales, o bien para contribuir al levantamiento de los censos, entre otros, además que es el término utilizado en la Constitución Federal, y para el caso del Distrito Federal, el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal.
El uso cotidiano de ciertos términos, no logra captar en su integridad al concepto con el cual se identifica a un fenómeno en especial, y llega a confundir a uno con otro que le es semejante, pero que guarda diferencias respecto al primero, llegándose al extremo de manejarlos como verdaderos sinónimos; por lo que es necesario formular las distinciones del caso y delimitar el alcance preciso de cada concepto. Así pues, sucede en nuestra materia, que cuando el común de la gente en México identifica como sinónimos los términos: burócrata o trabajador al servicio del estado, funcionario, empleado y servidor público, y los utiliza indistintamente para designar en la mayoría de las veces peyorativamente a quien ha hecho de la administración pública su modus vivendi.
Sin embargo, tal sinonimia no existe en la realidad, ya que en tanto el burócrata se da en cualquier organización pública o privada, entre funcionario y empleado públicos existe una tradicional diferenciación, y, además, servidor público es un concepto más amplio que ambos, por lo mismo, rebasa la idea que acerca de la función pública, al abarcar la acción de servidor público a personas que no guardan una relación de carácter laboral con respecto al estado, relación que sí se da necesariamente en la susodicha función pública.
En ese orden de ideas, existen cuatro principales denominaciones que son las utilizadas comúnmente para referirnos al mismo sujeto de derecho, estos son: Servidor Público.- Persona física que realiza una función pública de cualquier naturaleza. (Concepto insuficiente, siendo más completo el de las Constituciones).
Funcionario Público.- Es un servidor del Estado, designado por disposición de la Ley, por elección popular o por nombramiento de autoridad competente, para ocupar grados superiores de la estructura orgánica y para asumir funciones de representatividad, iniciativa, decisión y mando. Este concepto que se sustenta en el criterio orgánico de jerarquía y potestad pública que da origen al carácter de autoridad que reviste a los funcionarios públicos para distinguirlos de los demás empleados y personas que prestan sus servicios al Estado, bajo circunstancias opuestas, es decir, ejecutan ordenes de la superioridad y no tiene representatividad del órgano al que están adscritos.
Empleado Público.- Órgano personal de la actividad administrativa, afecto a un servicio público determinado, en cuya realización participa, con carácter permanente y profesional, mediante una retribución (sueldo).
Trabajador.- De conformidad con el artículo 3° de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, por trabajador debe entenderse, “toda persona física que presta un servicio físico, intelectual o ambos géneros, en virtud de nombramiento expedido o por figurar en las listas de raya”.
Sin embargo, es importante precisar que no toda persona que presta sus servicios al Estado es un servidor o funcionario público, ya que existen personas que ocupan un puesto honorífico, o también personas que prestan servicios, proveen de bienes o llevan a cabo obra pública mediante contratos administrativos o contratos privados.
En conclusión, dentro de la conceptualización que se hace de lo que debe entenderse por servidor público, específicamente, el artículo 108 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se encuentra una doble condicionante para que se actualice la hipótesis, esto es, que la persona desempeñe un empleo, cargo o comisión, en la Administración Pública del Distrito Federal, entre otros.
En adición a lo anterior, es conveniente indicar lo que comúnmente se entiende por:
Empleo.- V. acción y efecto de emplear. Ocupación, oficio, profesión.
Cargo.- Función, oficio, empleo o dignidad.
Comisión.- Encargo conferido a una persona por otra para que realice una o varias cosas o uno o varios servicios. Persona o personas investidas de la facultad de realizar alguna gestión o trabajo de carácter público o privado.

Funcionarios que han renunciado al gobierno de AMLO

Andrés Manuel López Obrador inició su gobierno el 1 de diciembre de 2018 y presentó a su gabinete, asegurando que sería recordado como “el mejor” en la historia de México. 
Algunos de sus integrantes fueron presentados desde su precampaña, sin embargo, tras 7 meses de su administración, estos son los funcionarios que han renunciado a sus cargos en el Gobierno federal:
Simón Levy, Subsecretaría de Turismo. El 12 de abril, Simón Levy anunció su renuncia irrevocable como subsecretario de Planeación y Política Turística, estableciendo que por motivos personales dejaba el cargo. 
Germán Martínez, Dirección del IMSS. El 21 de mayo, Germán Martínez presentó su renuncia a la Dirección General del IMSS. En una carta al Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social, Martínez acusó que algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en organismo.
Josefa González Blanco Ortiz Mena, Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.
El 25 de mayo, presentó su renuncia a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). La funcionaria precisó que su renuncia se debía al retraso que causó a los pasajeros y tripulación de un vuelo.
Felipe de Jesús Muñoz Vázquez y Omar García Harfuch, Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delitos Federales y de la Agencia de Investigación Criminal. El 3 de junio ambos funcionarios renunciaron a sus cargos dentro de la Fiscalía General de la República (FGR). Fuentes federales indicaron que los ex funcionarios alegaron “motivos personales” en las renuncias que presentaron al titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero.
Guillermo Alcocer, Comisión Reguladora de Energía. El 3 de junio anunció su separación del cargo a partir del 15 de junio, porque no compartía la visión del actual órgano de Gobierno.
A través de su cuenta de Twitter, el funcionario señaló que “después de tres años de haber ocupado la posición que ha implicado los mayores retos y satisfacciones de mi carrera profesional”, se iba porque “la máxima instancia de toma de decisiones de la Comisión, tenía una nueva composición con una visión mayoritaria diferente a la mía”.
Jaime Rochín del Rincón a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. Presentó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, su renuncia el pasado 7 de junio al cargo de Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas. Apuntó que entregaba una institución que ha pavimentado el azaroso camino de las víctimas, haciéndolo más transitable, convencido de que se trabajó con oportunidad, contundencia y sobretodo, con un profundo compromiso hacia las víctimas, su dignidad y derechos.
Tonatiuh Guillén López, Instituto Nacional de Migración. El pasado 14 de junio, el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a Tonatiuh Guillén dejar el cargo de titular del Instituto Nacional de Migración (INM) por considerar que era más conveniente el relevo. “Tuve que tomar esta decisión porque consideramos que es lo mejor y lo hicimos en buenos términos, no hay ruptura”, reveló el mandatario.
Carlos Urzúa, Secretaría de Hacienda y Crédito Público. El 9 de julio, presentó su renuncia al cargo de secretario de Hacienda y Crédito Público. Por medio de una carta, el ahora ex funcionario, señaló que en esta administración se han tomado decisiones de políticas públicas sin el suficiente sustento.
Carlos Lomelí Bolaños, delegado de programas para el desarrollo del gobierno federal en Jalisco. Renunció a su cargo el 12 de julio de 2019. Asegura que prefiere dejar la encomienda para evitar un golpeteo político y siga adelante una investigación por parte de la Secretaría de la Función Pública, tras las denuncias que hiciera la ONG Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, sobre conflicto de intereses por la venta de medicamento a entidades de gobierno, que presuntamente beneficia a sus empresas farmacéuticas, algunas de ellas actualmente operadas por familiares.
Gualberto Ramírez, titular de la unidad antisecuestros de la Seido. Presentó su renuncia a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro, perteneciente a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).
El funcionario pertenecía a dicha unidad desde la administración del expresidente Felipe Calderón Hinojosa. Participó en la investigación por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, además de encabezar en 2016 la detención de Tulio Carrillo Grande ‘El Marlon’, miembro importante del Cártel de Sinaloa. La salida del funcionario ocurrió días atrás sin desvelarse los motivos.

Casa Sativa, fusión de Alta Cocina de México y de Colombia

Ubicado en el corazón de Cancún, Casa Sativa es un restaurante de ambiente familiar y acogedor que te hará sentir como en casa. Una nueva propuesta gastronómica, con un concepto vintage-oriental. Es un restaurante “pet friendly”, que permite a los comensales degustar, en la terraza de la entrada, deliciosos platillos y bebidas en compañía de su mascota.
Casa Sativa, ofrece un confortable ambiente climatizado donde podrá saborear los platillos gourmet, colombianos y mexicanos, que ofrece el menú; acompañados de los más de 16 cocteles creados por el mixólogo de casa.
El lugar cuenta con área de fumadores ubicada en la segunda terraza en la parte posterior.

Lo invitamos a apoyar a la juventud mexicana; el beneficio es para muchos

¿Quieres apoyar a un joven a cursar su preparatoria?, en la Academia Culmen “El Mexicanito” lo puedes hacer con tu donativo. 
Llame al 5565-2087 o aporte a: Banco Santander Serfin, Cuenta No. 65501021316, El Mexicanito, A.C, Clabe 014180655010213164 (Es deducible de impuestos).
E-mail: administració[email protected]

Personalidades en Política

Cumplimos 44 años en el periodismo independiente, de crítica constructiva y siempre respetando la libertad de expresión. Nos publican los diarios: Novedades de Quintana Roo; Novedades de Yucatán (Mérida); Novedades (Campeche); Novedades (Chetumal), Vanguardia y El Mañana (Ciudad Victoria, Tamaulipas).
Si desea compartir información verídica, comprobable, puede enviarla a las siguientes direcciones electrónicas:
[email protected]
[email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name