11 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Pedro Joaquín no habría sido gobernador

El ex gobernador cozumeleño Pedro Joaquín Coldwell habría estado impedido para ser candidato del PRI a la gubernatura, silla que brillantemente ocupó de 1981 a 1987...

Compartir en Facebook Pedro Joaquín no habría sido gobernadorCompartir en Twiiter Pedro Joaquín no habría sido gobernador

El ex gobernador cozumeleño Pedro Joaquín Coldwell habría estado impedido para ser candidato del PRI a la gubernatura, silla que brillantemente ocupó de 1981 a 1987, relevando al chetumaleño Jesús Martínez Ross. Para el hermano del gobernador Carlos Joaquín González habría sido misión prohibida ocupar el trono de Zeus si el requisito lo hubiese establecido el Congreso del Estado.

Porque para la elección del titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado pretenden sembrar el requisito de contar con la edad mínima de 35 años, cinco más que el vigente tan justo. El repentino candado ha sorprendido y desalentado a más de un aspirante a ocupar el cargo que dejará vacante Harley Sosa Guillén, cuyas notas son de excelencia.

Pedro Joaquín Coldwell tenía 31 años cumplidos cuando ocupó la silla mayor; nació el cinco de agosto de 1950 y debutó como gobernador el cinco de abril de 1981. Para muchos fue un mandatario ejemplar, a la altura del desafío planteado por un estado que exploraba su niñez.

El poder ejercido con tanta destreza por el hijo de Don Nassim Joaquín Ibarra –fallecido el 17 de junio de 2016– fue el inicio de una impresionante carrera en las grandes ligas; en esos dominios ha sido el gobernador más exitoso y actualmente es Secretario de Energía en el equipo del presidente Enrique Peña Nieto.

Pero los diputados locales del PAN y PRD presentaron una iniciativa para aumentar de 30 a 35 años la edad mínima exigida para ser nuestro ombudsman, sin fundamentar su decisión que ocultaría dedicatoria para un aspirante cuando menos.

Quizá en la lógica de nuestros diputados del “Congreso del Cambio” el quintanarroense de 34 años de edad no está preparado para defender los derechos humanos, pero a partir de los 35 ya está lo suficientemente maduro para desempeñar tan delicada misión.

¿Cómo habría reaccionado Pedro Joaquín Coldwell si nuestros infalibles diputados locales lo sacan de la competencia por tener 34 años? Porque el mensaje es muy negativo, sobre todo en un estado con predominio de población juvenil que aguarda sus oportunidades en el servicio público.

Para nuestra fortuna estos diputados no tienen las riendas de la FIFA, porque exigirían contar con 35 años cumplidos para debutar en equipos de fútbol de primera división. Pobre Pele, pobre Maradona…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios