18 de Diciembre de 2018

Chetumal

“Lo más sencillo...”, es no verla: película de Danna Paola

Eternos monólogos, humor simplón y un guión de los 60's son baches creativos que dan pena.

Las actuaciones son malas en general, en parte porque quienes no fueran Danna Paola debían dedicarse a lucirla. (Contexto)
Las actuaciones son malas en general, en parte porque quienes no fueran Danna Paola debían dedicarse a lucirla. (Contexto)
Compartir en Facebook “Lo más sencillo...”, es no verla: película de Danna PaolaCompartir en Twiiter “Lo más sencillo...”, es no verla: película de Danna Paola

Por Rafael R. Deustúa

Dicen que se aprende más de cine viendo malas películas, en este caso “Lo más sencillo es complicarlo todo” será obligatoria en cualquier curso de cinematografía para ver si se gradúan más Del Toros o Cuarones. La cinta es una amalgama de viejas ideas, publicidad forzada y una sobreexposición de Danna Paola que evidencia sus limitaciones.

La niña “estrella” de la prepa no hace caso de ningún chico pues desde niña está enamorada del mejor amigo de su hermano, doce años mayor. Ahora que ella ya tiene 17 y que se entera que él se comprometió en matrimonio decide que es tiempo de conquistarlo y aprovecha un viaje escolar a Puerto Vallarta para hacerlo.

También te puede interesar: Taller de cine para niños, un evento muy interesante

René Bueno firma el libreto y la dirección, sin embargo toma el concepto de viejas películas de Angélica María y Cesar Costa donde con cualquier pretexto se iban a Acapulco. También da un 90% del diálogo a Danna Paola lo cual resulta cansado en demasía y para colmo, cuando la chica no tiene diálogos, añade monólogos para que explique lo que hace... suficiente para saturar a quién sea.

Son normales los desacuerdos entre guionista y director... pero no cuando son la misma persona. Bueno hace a su protagonista una fantasiosa cinéfila, lo que daría pie a sketchs cómicos, pero la única pista de eso es que ella lleva a la escuela un libro de cine que pasa desapercibido y luego lo olvida hasta la segunda mitad de la película, cuando inserta sketchs, rompiendo su propio ritmo narrativo y robando tiempo de la historia -que recorta bruscamente para añadirlos-.

El diseño de producción es lamentable, en la “vida real” sufre por el posicionamiento de productos promocionales que provocan humor involuntario de lo forzado que los insertan. En los “sueños cinematográficos” parece que sólo escarbaron en las bodegas de vestuario de una televisora a ver qué encontraban.

Las actuaciones son malas en general, en parte porque quienes no fueran Danna Paola debían dedicarse a lucirla y ella no está a la altura de la atención que le dieron. La chica tiene gracia, pero si hubieran repartido la acción entre más personas, cuando ella interviniera realmente destacaría.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios