|

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Ante la mirada atónita de vecinos de la Región 228, un perro de la raza pitbull, cuyo propietario vive en un domicilio de la manzana 73 de esta zona, mató de forma salvaje a una maltés de 8 años, mascota de Nury N.

De acuerdo con los testigos, la afectada era el blanco del canino, por lo que de no ser por la desesperada intervención de la perrita, la joven de 20 años hubiera sufrido las consecuencias del ataque, incluso, en el lugar de los hechos había un par de infantes de 6 y 9 años, que también estuvieron en peligro.

Pese al intento de los vecinos por detener la agresión, el perro no se detuvo hasta dejar sin vida a la mascota.

También te puede interesar: Preparan campaña de esterilización masiva de mascotas

El grito desesperado de los testigos alertó a un familiar del dueño del pitbull, quien sólo llegó para llevar a rastras al animal hasta su domicilio, comprometiéndose a informar sobre la situación a su pariente; sin embargo, éste nunca dio la cara.

Los vecinos reportaron que no es la primera vez que dicho can protagoniza actos similares, por lo que temen que la próxima víctima mortal sea uno de sus hijos.

Derivado de este incidente, personal del Centro de Atención Canina (CAC) abrió un reporte con el folio 3612 para investigar el acontecimiento. 

El lugar donde se registró este hecho es cruce obligado de alumnos de preescolar, primaria y secundaria.