24 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Exhortan a reforestar con árboles nativos

Como el chacá, el ramón, la majagua, el chicozapote, el guayacán y el ciricote, especies que se encuentran en peligro de extinción.

Los árboles como el almendro, la casuarina o el flamboyán, que se consideran especies exóticas, provocan daños a la infraestructura. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Los árboles como el almendro, la casuarina o el flamboyán, que se consideran especies exóticas, provocan daños a la infraestructura. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Exhortan a reforestar con árboles nativos Compartir en Twiiter Exhortan a reforestar con árboles nativos

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- La casuarina, originaria de Australia que se encuentra a orilla de las playas, el almendro de Asia, el ficus laurel de la India y el flamboyán de Madagascar son árboles que se consideran exóticos y que pueden encontrarse en diversas áreas de la ciudad, sin embargo al no ser nativas de la región desplazan a los árboles locales  y destruyen la infraestructura con sus raíces informó Carlos Ávila Martínez, evaluador de proyectos de la dirección de Ecología del Ayuntamiento de Benito Juárez.

El árbol conocido como casuarina tiene en sus hojas una resina que es dañina para las aves que se posan en la parte más alta del pino. El árbol del almendro al requerir demasiada humedad busca fuentes de agua como las cisternas de los hogares, razón por la cual sus raíces rompen todas las estructuras a su paso hasta llegar a la fuente del líquido.

El Ficus Laurel es un árbol muy frondoso que tiene como característica principal un crecimiento horizontal en su raíz, por lo que provoca graves daños a la infraestructura pública. Este árbol por lo general se encuentra solo, ya que su raíz desplaza a otras especies no permitiendo que ninguna otra crezca a su alrededor consumiendo los nutrientes de la tierra. En el caso del flamboyán se trata de una especie con raíces gruesas, es por ello que donde crece el pavimento o las banquetas se despedazan.

Ávila Martínez señala que no se pide que no se planten árboles, sino que se siembren los que son nativos de la zona, entre los cuales están: el chacá, el ramón, la majagua, el chicozapote, el guayacán y el ciricote, especies que se encuentran bajo la Norma 50 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que indica un grado de riesgo o peligro de extinción. Es por ello que se tiene que procurar su preservación mediante la reforestación.

Estas especies al ser nativas de la zona tienen un crecimiento en su raíz hacia abajo, llegando a gran profundidad, por ello son resistentes a los fenómenos naturales como un huracán, a diferencia de especies como el almendro que es endeble a estos vientos siendo derribado por estos fenómenos, dañando así la infraestructura pública o privada. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios