Playa del Carmen: Desisten de trámite para recuperación de playa frente a hotel

El proyecto era recuperar una línea de costa de 700 metros de longitud por medio de la colocación de arrecifes artificiales.

|
(Octavio Martínez/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

El promovente del proyecto de recuperación de playa en el frente del hotel Sandos, en Playa del Carmen, desistió de continuar con el trámite de obtención de permisos, informó la Semarnat.

Con ello se echa para atrás la gestión legal para recuperar una línea de costa de 700 metros de longitud por medio de la colocación de arrecifes artificiales, trámite que el particular había iniciado el año pasado, de acuerdo con lo informado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

De acuerdo con un oficio expedido y puesto de manera pública por la Semarnat con número SGPA/DGIRA/DG/03784, la empresa Sandos Internacional S.A. de C.V. presentó un desistimiento de la continuación de su trámite para obtener los permisos para realizar el proyecto.

El proyecto contemplaba una inversión de alrededor de 12 millones de pesos para realizar obras marcadas en una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), hecha pública a mediados del año pasado.

El proyecto consistía en la colocación de tres hileras de arrecifes en el frente costero de dicho hotel, que se encuentra entre la playa Punta Esmeralda y Xcalacoco, es decir, en el norte de Playa del Carmen.

Asimismo, el promovente planeaba retirar bolsacretos que había colocado en el interior marítimo de su frente costero; el retiro de las líneas de bolsacretos obedecía a que no cumplían con la función para los que fueron colocados, la recuperación de playa, por el contrario, observaban que dejaba ir una mayor cantidad de sedimento.

Aunque el promovente no da una razón sobre la decisión de desistimiento en el resolutivo, en el último año varias porciones de playa registraron recuperación de manera natural, de la misma manera no hubo una llegada intensa de sargazo como ha ocurrido en otros años.

No obstante, el destino vio frenada su actividad económica por la pandemia del coronavirus, que obligó a la mayoría de hoteles cerrar totalmente, al menos en el tiempo que hubo contingencia sanitaria no sólo en la Riviera Maya, sino en varios países.

Cargando siguiente noticia