16 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

¿Vas a la playa? Construye un castillo de arena de ensueño

El paso más importante en la construcción de tu obra es hacer una base sólida.

Mientras trabajes con la arena deberás mantenerla húmeda con un rociador. (Contexto/Internet)
Mientras trabajes con la arena deberás mantenerla húmeda con un rociador. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Vas a la playa? Construye un castillo de arena de ensueñoCompartir en Twiiter ¿Vas a la playa? Construye un castillo de arena de ensueño

Agencias
CANCÚN, Q. Roo.- ¿Tienes planeado ir a la playa este fin de semana? Para disfrutar aún más este momento en familia, te compartimos algunos tips de ‘WikiHow’, para hacer el clásico castillo de arena.

1.- Elige el lugar

A tu castillo le irá mejor si lo construyes a cierta distancia de la marca de la marea alta, ya que la arena estará húmeda pero las olas no lo alcanzarán. También deberás asegurarte de que no se encuentre en el camino de nadie. Aunque creas que tu creación es una pirámide perfecta, mucha gente estará en desacuerdo si bloquea la ruta de acceso a los baños. Recuerda que las playas son para todos, no sólo para ti.

2.- Comienza a construir

El paso más importante en la construcción de tu castillo es hacer una base sólida. Sin una base sólida tu castillo se derrumbará antes de terminarlo. Para hacer esta base coloca una capa de arena húmeda sobre el área que abarcará tu castillo, luego comprime la arena. Puedes hacer esto presionando con tus manos y pies, golpeando con una pala o incluso rodando un balde sobre ella. Repite este paso hasta tener una base buena y fuerte que soportará el peso del castillo.

3.- Haz una montaña de arena

Después de terminar tu base apila tanta arena como el tamaño que tendrá tu castillo. Si planeas tener una fortaleza de dos metros de alto y un área de dos metros cuadrados para la base, haz una pila así de grande. Esto es esencial si deseas un castillo que luzca bien, como verás en el siguiente paso.

4.- Moldea

Después de formar una buena pila de arena comienza a moldear y a mover la arena para que comience a parecerse al castillo que deseas. Si deseas torres con punta de aguja o cosas parecidas, este es el momento para añadirlas. Recuerda que entre más estrechas hagas las cosas, más fuerte tendrá que ser la arena. Empezando por la parte superior y moldeando hacia abajo no correrás el riesgo de dañar la construcción con tus pies.

5.- Humedece la arena

Mientras trabajes con la arena deberás mantenerla húmeda con un rociador, esto mantendrá la arena pegajosa y será más fácil trabajar con ella. Asegúrate de compactar bien la arena y asegúrate de terminar la parte superior antes de trabajar abajo. A menos que quieras comenzar todo de nuevo, esta es tu única oportunidad de agregar detalles.

6.- Añade los toques finales

Mientras tallas la parte baja del castillo, añade conchas, algas u otra decoración si deseas. Recuerda que una vez que moldees una sección no podrás modificar la que se encuentra sobre ella, así que toma las cosas con calma y piensa bien lo que deseas. Enmarcarlo con un foso para que no lo destruya el agua del mar. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios