12 de Noviembre de 2018

Chetumal

Prevén incremento en el padrón de ambulantes

La falta de empleo y el aumento a la carga tributaria podrían contribuir a que pequeños empresarios y ciudadanos opten por el comercio informal.

Los comerciantes ambulantes dedicados a la venta de alimentos, obtienen utilidades de más del 100% y logran ingresos diarios de hasta 300 pesos en promedio. (Harold Alcocer/SIPSE)
Los comerciantes ambulantes dedicados a la venta de alimentos, obtienen utilidades de más del 100% y logran ingresos diarios de hasta 300 pesos en promedio. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Prevén incremento en el padrón de ambulantes Compartir en Twiiter Prevén incremento en el padrón de ambulantes

Jorge Carrillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La falta de oportunidades de empleo, la carga tributaria que se incrementó con la Reforma Hacendaria y los bajos salarios podría contribuir a que este año, tanto pequeños empresarios como ciudadanos en edad laboral, opten por engrosar las filas de la economía informal.

Empresarios locales afirman que por cada peso que invierten, cada trabajador contratado les representa hasta 40 centavos, lo que convierte en una utopía la intención de terminar con la informalidad.

De acuerdo con cifras oficiales de la delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en Quintana Roo, en la entidad de cada 10 trabajadores 4.5 laboran en la informalidad.

Nueve de las 32 entidades federativas del país registraron apenas el año pasado, un incremento en el número de personas que laboraron en este sector comercial, según un análisis de la empresa consultora Aregional.

Se trata de Michoacán, Guerrero, Durango, Quintana Roo, Oaxaca, Guanajuato, Campeche, Morelos y Colima.

“La ocupación en actividades informales es una importante válvula de escape ante la falta de oportunidades dentro de unidades económicas formales, así como resultado del incumplimiento del marco legal en materia tributaria y en torno de la provisión efectiva de derechos laborales a los trabajadores”, refiere el documento.

De acuerdo con datos de la consultoría, que basa su estudio en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en la entidad el índice de informalidad ascendió de 55.8 a 56.7% de la población económicamente activa.

Jorge Marzuca Ferreiro, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dio a conocer que los comercios iniciaron este año sin la posibilidad financiera de afrontar la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se elevó en 5% al pasar del 11 al 16%, lo que representa un fuerte golpe a la economía de la entidad.

Argumentó que 2013 cerró mal para los empresarios del sur del estado, pues tuvieron que absorber el incremento del Impuesto Sobre Nómina (ISN) del 2 al 3% y este año la carga tributaria se incrementó.

“Son cambios que las pequeñas empresas no pueden solventar debido a la situación de los mercados y en general de la economía, por lo que en su mayoría pasarán a formar parte de la informalidad”, dijo.

El empresario Víctor Zapata Vales criticó que con las actuales condiciones, la opción más viable es formar parte de la economía informal, en la que no se paga impuestos. Argumento que cada plaza de empleo generada, representa hasta 40 centavos de cada peso que el inversionista destina en su empresa; el resto se va en insumos, tecnología y materia prima.

Refirió que el éxito de las compañías trasnacionales establecidas en esta región del estado es que contratan mano de obra muy barata y por lo mismo poseen una rotación elevada de personal.

Zapata Vales, representante en el sur del Consejo Coordinador Empresarial, aseguró que con la actual carga impositiva, en lugar de incentivar a los empresarios en pequeño, “se les estrangula”, pese a ser quienes de manera histórica han contribuido al fisco.

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indica que la informalidad tiene implicaciones importantes para la productividad, el crecimiento económico y la desigualdad de ingresos.

“En los últimos años, la dimensión del empleo informal ha aumentado en cerca de dos tercios de los estados de México. El empleo informal fue medido utilizando la participación en el Sistema Federal de Seguridad Social”, detalla la investigación.

De acuerdo con un análisis de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la informalidad en el país representa cerca de 35% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, alrededor de cinco billones de pesos.

“La verdadera crisis del mercado laboral no se refleja cabalmente en las tasas de desempleo abierto, que ronda en 5% de la Población Económicamente Activa (PEA); es decir, 2.5 millones de personas. La mayor problemática es la baja calidad de los empleos y la vulnerabilidad a la cual se ve expuesta la población que ejerce su actividad informalmente”, afirma la consultora Aregional.

No obstante, para los comerciantes ambulantes no contar con servicios de salud no implica un problema grave, pues consideran, al igual que los trabajadores afiliados al IMSS o al Issste, que los servicios que se prestan en estas instituciones cada vez son más deficientes y finalmente tienen que pagar por éstos en alguna clínica particular adecuada a sus posibilidades.

Los comerciantes ambulantes, principalmente los dedicados a la venta de alimentos, obtienen utilidades de más del 100% y logran ingresos diarios de hasta 300 pesos en promedio, cantidad muy lejana a la que accederían empleándose de manera formal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios