16 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Desaloja la policía a maestros en Nicolás Bravo

Poco antes del las 20 horas, policías estatales disolvieron una manifestación de maestros y vecinos que habían cerrado la carretera federal por espacio de 8 horas.

Pobladores bloquearon el camino a Nicolás Bravo. (Facebook/Bacalar-News)
Pobladores bloquearon el camino a Nicolás Bravo. (Facebook/Bacalar-News)
Compartir en Facebook Desaloja la policía a maestros en Nicolás BravoCompartir en Twiiter Desaloja la policía a maestros en Nicolás Bravo

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Al filo de las 20 horas de hoy, policías antimotines estatales disolvieron a manifestantes que habían cerrado por espacio de ocho horas la carretera, en el kilómetro 71, a la altura del poblado de Nicolás Bravo. Durante la acción, los agentes del orden dispararon gases lacrimógenos para replegar a los manifestantes. Hay un  número indetereminado de heridos.

Desde el mediodía del sábado, maestros y habitantes del poblado de Nicolás Bravo, cerraron el kilómetro 71 de "la única vía que comunica al sur del estado de Quintana Roo con el resto del país", según un post del la página de Facebook Bacalar-News.

El cierre provocó varios kilómetros de automóviles, camionetas y tráileres, que quedaron "atrapados" por la acción magisterial. El bloqueo no se levantaría, según los quejosos, hasta que una autoridad no se presentara a dialogar con los manifestantes.

Cerca de las 18 horas, el director de la policía municipal de Othón P. Blanco, Gumersindo Jiménez Cuervo, se apersonó en el lugar, pero no entabló diálogo con los manifestantes. Un par de horas después, llegaron policías antimotines y dispararon gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, los que se replegaron al pueblo de Nicolás Bravo. Ahí, bloquearon los accesos con piedras y tarimas de madera. Hasta el momento los accesos siguen en poder de los pobladores.

Durante la dispersión de manifestantes, hubo una cantidad indeterminada de personas heridas, producto del enfrentamiento con la policía antimotines.

En información que los pobladores dieron a sipse.com, adelantaron que vecinos de Nicolás Bravo se armaron con carabinas. Las instalaciones de CAPA, que son manejadas por lugareños y que están en el poblado, serían tomadas en las próximas horas, como represalia por el desalojo realizado por la policía. Estas abastecen de agua potable a varias comunidades, incluida la capital del estado; su paralización dejaría sin el vital líquido a 300 mil personas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios