17 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

Predomina contaminación en el Parque Laguna de Bacalar

Los visitantes no muestran interés en preservar el área natural protegida.

Las personas que visitan el “Parque Ecológico Estatal”, en muchas ocasiones dejan su basura lo que genera contaminación. (Juan Carlos Gómez/SIPSE)
Las personas que visitan el “Parque Ecológico Estatal”, en muchas ocasiones dejan su basura lo que genera contaminación. (Juan Carlos Gómez/SIPSE)
Compartir en Facebook Predomina contaminación en el Parque Laguna de BacalarCompartir en Twiiter Predomina contaminación en el Parque Laguna de Bacalar

Juan Carlos Gómez/SIPSE

BACALAR, Q. Roo.- Ya han ido entendiendo que no deben tirar basura, pero lo siguen haciendo, sobre todo los de aquí, los turistas hasta la recogen”, explica William Figueroa Pérez, encargado de la supervisión del parque.

 
El 1 de abril de 2011 el Parque Laguna de Bacalar, fue decretado como Área Natural Protegida, y se le denominó “Parque Ecológico Estatal”, dentro de sus características destacan la lucha por conservar la biodiversidad representada en los ecosistemas del área, asegurando su equilibrio y la continuidad de su evolución.Pero “la gente es muy sucia”, comenta Figueroa Pérez.
 
Y contando la cantidad de personas que acceden al parque anualmente, el problema tiene una diferente arista. En temporada baja se reciben 50 personas por día y en temporada alta hasta 300 personas.
 
El parque tiene una extensión de 53 mil 668 metros cuadrados, que albergan a especies como el mangle rojo, el botoncillo, el caracol manzana, el mejillón de agua dulce y el pez nativo mojarra.
 
La entrada es gratuita, únicamente el costo es para los automovilistas, que pagan 10 pesos por estacionar su vehículo, pero la gente se queja de la entrada que, pese a ser gratis, está restringida por un horario.
 
De las 10 horas a las 18 horas está funcionando el parque, y las quejas son varias, algunos quieren nadar por las mañanas antes de iniciar su día. “Vamos a empezar a abrir de siete a 19 horas pero no sabemos cuando ni si van a poner otro cuidador”, explica Figueroa Pérez.
 
Recientemente se hizo una inversión de 150 mil pesos para poner una entrada y una caseta de vigilancia al parque. Estas medidas fueron, según comentó en días pasados José Cruz Terrones Rivera, coordinador de Normativa y Planeación, para evitar que las personas entraran cuando quisieran y se preservara el medio ambiente.
 
La entrada no sirvió de mucho, en las noches los borrachos rompen la delgada malla, incluso ya hicieron un acceso justo a un lado de la entrada.

 

(Edición: Rafael Pérez)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios