14 de Noviembre de 2018

Chetumal

Multas de hasta $2.5 millones por no exhibir precios

La Procuraduría Federal del Consumidor implementa un operativo en cadenas comerciales y tiendas de autoservicio del estado.

Las empresas no pueden tapar los sellos de suspensión o retirar porque los consumidores pueden demandar y en su caso duplicarse la sanción. (Harold Alcocer/SIPSE)
Las empresas no pueden tapar los sellos de suspensión o retirar porque los consumidores pueden demandar y en su caso duplicarse la sanción. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Multas de hasta $2.5 millones por no exhibir preciosCompartir en Twiiter Multas de hasta $2.5 millones por no exhibir precios

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Por no exhibir los precios de sus productos al consumidor, las tiendas Coppel y Bodega Aurrera podrían alcanzar multas de hasta 2.5 millones de pesos, informó Gamaliel Canto Cambranis, encargado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el estado. 

De acuerdo con la fuente, el operativo fue realizado en las ciudades fronterizas con el objeto de detectar si existen incrementos en los precios de los productos por el tema de la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se presentará a partir del primero de enero de 2014.

“En Quintana Roo, personal de la Profeco a nivel nacional visitó las cadenas comerciales, tiendas de autoservicio, agencias de autos y ventas de artículos de construcción en Chetumal, Playa del Carmen y Cancún. En Chetumal se encontraron anomalías en Coppel y Bodega Aurrera por la no publicación de precios a la vista de consumidores por lo que se aplicaron sellos de suspensión”, apuntó.

Dijo desconocer cuántos fueron los centros comerciales que fueron suspendidos o a qué giros pertenecen, puesto que es un operativo que implementó desde la Ciudad de México y no han recibido los expedientes.

“Las empresas deben subsanar las irregularidades, hacer una solicitud a la Profeco para que se retire el sello presentando documentos que acrediten que se haya subsanado la irregularidad, independientemente del procedimiento que hace la procuraduría en donde se les aplica una multa que puede ser de 650 pesos hasta los 2.5 millones de pesos después del análisis del expediente”, explicó.

Canto Cambranis destacó que los sellos no impiden la comercialización de los productos que no hayan sido verificados, pues los sellos solo suspenden la venta de los productos verificados que presentaron anomalías.

Reiteró que las empresas no pueden tapar los sellos de suspensión o retirar porque los consumidores pueden demandar y en su caso duplicarse la sanción para la empresa que obstruya la visibilidad de los sellos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios