23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Previenen cañeros plaga de escarabajo

La forma de eliminarlos, es mediante la aplicación de trampas hechas a base de bambú.

El insecto es atraído a un bambú mediante melaza y un hongo
que los adormece. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
El insecto es atraído a un bambú mediante melaza y un hongo que los adormece. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Previenen cañeros plaga de escarabajoCompartir en Twiiter Previenen cañeros plaga de escarabajo

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Productores de caña de la ribera del río Hondo, implementarán acciones de trampeo en contra del picudo negro, insecto que fue la plaga principal durante la zafra 2013-2014 y que causó la mayor afectación en superficie con aproximadamente tres mil hectáreas dañadas, por lo que los cañicultores buscan evitar daños por el mismo escarabajo para la siguiente zafra.

Pretenden evitar daños en cultivos

Gabriel Rivas Canul, presidente de la Asociación de Productores de Caña A.C., mencionó que para los meses previos al inicio de la cosecha, se ha invitado a los productores de caña a que realicen trampeos en las parcelas de caña a fin de evitar daños en el cultivo como ocurrió este año en el que se sufrió la afectación de tres mil hectáreas, por lo que dijo que existen cerca de 15 mil trampas para abarcar la mayor superficie posible. 

Consideró que ha sido un trabajo difícil ya que en la zona no se habían realizado estudios para la erradicación del insecto y sólo existían medidas de control; sin embargo, decidieron implementar una técnica nueva a fin de evitar el uso de insecticidas de alto impacto, para evitar la contaminación en la zona cañera.

índice de población

Asimismo, detalló que los resultados mostraron parcelas con un índice de población de hasta 700 ejemplares en un radio de 10 hectáreas, siendo los ejidos de Pucté y Cacao los que presentaron mayor afectación e incidencia de casos con este insecto.

Al respecto, Miguel Gámez, comisionado de plagas de la Asociación de Productores Cañeros A.C., señaló que desde hace varios meses se habían estado realizando recorridos en las parcelas para evaluar la afectación del  picudo negro en el cultivo y se encontró que había una afectación del 10% en los cañaverales. 

Estudios e investigación

A consecuencia de esta situación, dijo que se comenzaron a realizar estudios e investigaciones para conocer más sobre el insecto y se logró identificar que podía vivir hasta cinco años y que cada uno de ellos podía poner entre 50 y 100 larvas cada dos meses,  por lo que se comenzó a trabajar en medidas de control y prevención a fin de evitar el crecimiento poblacional de la plaga.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios