12 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Priistas traicionados

En el pequeño cónclave del convaleciente priismo celebrado la semana pasada en Chetumal con representantes...

Compartir en Facebook Priistas traicionadosCompartir en Twiiter Priistas traicionados

En el pequeño cónclave del convaleciente priismo celebrado la semana pasada en Chetumal con representantes de la dirigencia nacional encabezados por la senadora sinaloense Diva Gastélum Bajo, una de las principales inquietudes que lanzaron los militantes en Quintana Roo fue la de considerar romper las costosas alianzas con los partidos “satélites” del Tricolor, ya que consideran que los han traicionado desde que perdieron la gubernatura.

El reclamo de los priistas tiene todo el fundamento del mundo, pues al no lograr retener la gubernatura sus “aliados” de Nueva Alianza y el Partido Verde aprovecharon la fiesta y les dieron la espalda, cerrándoles el acceso a importantes espacios que estaban pactados.

Este fenómeno fue más evidente en el municipio de Bacalar, donde el alcalde turquesa, Alexander Zetina Aguiluz, se apropió de todas las direcciones y jefaturas en la estructura de gobierno del Ayuntamiento, dejando a los priistas que lo hicieron ganar como “novias de rancho”.

El gandallismo de Alexander provocó un serio enfrentamiento con el entonces priista Juan Manuel Herrera, quien se encargó de realizar la parte pesada del proselitismo a favor del ex líder del SNTE y que al final se quedó con un palmo de narices, aunque ahora pretende ir por la revancha enfundado en la casaca de Morena.

La misma jugarreta se repitió en menor medida en Lázaro Cárdenas, donde el también ex líder del SNTE, Emilio Jiménez Ancona, incluso intentó morder la mano de quien lo llevó al poder hasta que le pusieron un estate quieto.

Los priistas confirmaron que su alianza con el partido fundado por la profesora Elba Esther Gordillo fue el peor negocio, ya que nada bueno les aportó en la batalla electoral del cinco de junio de 2016 y tan sólo han cosechado traiciones y maltratos.

Peor les irá a los profesores Alexander Zetina y Emilio Jiménez si intentan reelegirse, ya que el peso electoral de Nuevo Alianza es de pocos miligramos.

En el Congreso del Estado, el único diputado de Nueva Alianza, Javier Padilla Balam, vendió caro su amor para traicionar al bloque PRI-Verde, impidiéndoles con su decisivo voto el acceso a la Presidencia de la Gran Comisión, conquistada por el PAN.

La petición fue escuchada, pero la última palabra se tomará en la cúpula nacional, donde le apuestan a sostener estas alianzas que han causado mucho daño al PRI en Quintana Roo y otros estados por la extrema debilidad del Tricolor rumbo a la batalla cumbre de 2018.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios