22 de Septiembre de 2018

Chetumal

Producción de biodiesel se 'aleja' de Quintana Roo

Productores de jatropha no han tenido respuesta al solicitar apoyo para su actividad.

Compartir en Facebook Producción de biodiesel se 'aleja' de Quintana Roo Compartir en Twiiter Producción de biodiesel se 'aleja' de Quintana Roo

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- El estado de Quintana Roo está lejos de ingresar a la producción de biodiesel o aceites para la elaboración de biocombustibles, dado que los productores de jatropha, principal proyecto para la extracción de aceites y obtención del combustible ecológico, pierden la esperanza de poder detonar el cultivo en el estado.

La negativa de las autoridades para apoyarlos en este proyecto, que lleva casi 10 años de haberse iniciado en la entidad, ha sido tajante aun cuando se planteó la obtención de biocombustible del aceite extraído de la semilla.

Blanca Estela Pérez Acevedo, directora de La Unión de Campesinos Productores de Jatropha, detalló que durante varios años han acudido a las instituciones de gobierno para buscar apoyos para la actividad y, sin embargo, hasta el momento no han logrado obtener algún incentivo.

También te puede interesar: Planean habilitar una ciclovía para paseos turísticos

De mil 500 hectáreas sembradas en un principio, hoy en día quedan menos de 700.

Abundó que durante el año 2012, la extinta Financiera Rural quedó en brindarles cerca de 19 millones 800 mil pesos como parte de un crédito que había sido tramitado por los productores y que sería  destinado al mejoramiento del cultivo mediante la compra de más semillas, algunos proyectos de tecnificación de riego y para la adquisición de 20 tractores.

No obstante, aunque supuestamente se había autorizado el recurso para poder aplicarse en este cultivo en Quintana Roo, el dinero nunca fue entregado a los productores, pese a que se había asegurado que ya se estaba liberado un primer paquete de cuatro millones 500 mil pesos como parte de este crédito.

Pero el monto nunca llegó a manos de la organización ni mucho menos de los campesinos y posteriormente se les informó que existían supuestas inconsistencias en las solicitudes, las cuales nunca fueron aclaradas por el ente financiero.

Derivado de ello y luego de varios años de falta de apoyos por parte de los tres niveles de gobierno, Pérez Acevedo afirmó que actualmente el cultivo de la jatropha ha disminuido y a la par del número de productores, pues de 205 agricultores que mantenían la siembra de esta variedad, actualmente son alrededor de 120 los que aún continúan apostando al cultivo.

Francisca Espinoza Gómez, presidenta de los productores de jatropha, explicó que la mayor parte de los cultivos se encuentran en la zona de Blanca Flor, en el municipio de Bacalar, y sólo han tenido cuatro cosechas de semilla con un estimado de 85 toneladas de aceite.

Particular planta 

La planta de Jatropha Curcas es investigada por sus altos niveles en concentración de aceite para la obtención de biodiesel y según un estudio del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), los estados con mayor potencial para la siembra de semilla son Michoacán, Chiapas, Sinaloa, Nuevo León, Oaxaca, Campeche, Yucatán, Sonora, Veracruz, Tabasco y Guerrero, aunque hasta el momento no existen producción a gran escala.

De acuerdo con la Organización de la Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se espera que para el 2020 la jatropha proporcione el 19% del aceite que se requerirá para la producción mundial de biodiesel. Esto significa que 20 millones de toneladas de aceite de jatropha deberán ser producidas cada año, lo que requerirá de al menos 15 millones de hectáreas cultivadas.

Investigadores de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap) llevaron a cabo el proceso de la producción del combustible que consiste en obtener las semillas, lavarlas y secarlas durante 12 horas, después se trituran y pasan por un sistema llamado Soxhlet. Del extracto se separa el aceite y es almacenado en un refrigerador.

Elaboración

Para generar el biodiésel, este aceite se mezcla con alcohol y un catalizador, se somete a una temperatura menor al punto de ebullición del alcohol y puede tardar de una a 12 horas en completarse el proceso.

Una vez terminada la reacción, el biodiésel se separa de la glicerina y el alcohol, y le practican pruebas físicoquímicas para confirmar su calidad.

Durante el 2011, la empresa mexicana Interjet fue la primera en el país en realizar un vuelo utilizando bioturbosina a través de la ruta ciudad de México-Tuxtla Gutiérrez, debido a que Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), llevó a cabo la iniciativa “Plan de Vuelo hacia los Biocombustibles Sustentables de Aviación en México”, el cual fue aplicado durante los años 2010 y 2011. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios