21 de Septiembre de 2018

Chetumal

Evalúan trasladar animales del zoológico de Chetumal a Xcaret

Confirman que el robo de seis ejemplares de fauna silvestre no fue denunciado de manera inmediata ante la Profepa.

Al dejar de ser el zoológico una unidad de manejo ambiental, su cierre sería definitivo. (Harold Alcocer/SIPSE)
Al dejar de ser el zoológico una unidad de manejo ambiental, su cierre sería definitivo. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Evalúan trasladar animales del zoológico de Chetumal a <i>Xcaret</i>Compartir en Twiiter Evalúan trasladar animales del zoológico de Chetumal a <i>Xcaret</i>

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Unidad de Manejo Ambiental (UMA) para la Conservación de la Vida Silvestre que ocupa el Parque Zoológico Payo Obispo está en riesgo de perderse por la reincidencia en el mal manejo a manos de las tres últimas administraciones municipales, advirtió la delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Ludivina Menchaca Castellanos.

“Derivado de los malos manejos que ha tenido el zoológico de administraciones municipales pasadas está el riesgo de que se pierda la UMA. Cuándo la Profepa emita el dictamen de la investigación que actualmente realiza, pasaría a ser reincidente, porque ya se hizo un procedimiento antes y este es el segundo que vamos a resolver por los malos manejos de los animales que tenemos en resguardo”, puntualizó.

Informó que la UMA del zoológico tiene bajo su resguardo a 29 ejemplares protegidos por la NOM-059-SEMARNAT-2010, que establece la protección ambiental especies nativas de México, flora y fauna silvestre, categoría de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio.

“Hemos dado bajo resguardo 29 ejemplares de diferentes especies protegidos por la norma, aunque en diciembre de 2013, ya en la actual administración, tuvimos conocimiento de la muerte de un tucán que se les entregó un mes antes y esa investigación también está en trámite, porque murió dentro de las instalaciones del zoológico y se desconocen las causas. Hemos verificado que los 28 ejemplares restantes se encuentran bien”, precisó.

Respecto al supuesto robo de un águila de cabeza negra, el cocodrilo moreleti y las tortugas casquito, la delegada federal señaló que aun cuando los inspectores de la Profepa tuvieron conocimiento del hecho y luego informaron de que todos los animales habían aparecido, nunca interpusieron la demanda correspondiente ante la Profepa, lo que representa una omisión grave.

“Debieron haber notificado formalmente a Profepa por el águila y a la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) por el cocodrilo y las tortugas”, dijo.

Abundó, “hay una investigación abierta y pudiera desencadenar en una sanción económica de 150 mil a 200 mil pesos, de acuerdo con los salarios mínimos multa que estipule la Ley; si deja de ser una unidad de manejo ambiental no podría ser un zoológico, no podría tener animales, estos deben ser reubicados a otros lugar. La unidad más cercana está en Xcaret".

Sin embargo, la Ley General de Vida Silvestre, en el artículo 123, señala que las multas serán equivalentes de 20 y hasta 50 mil veces el salario mínimo de acuerdo con la gravedad del hecho; la revocación de las autorizaciones, licencias o permisos correspondientes; la clausura temporal o definitiva, parcial o total, de las instalaciones o sitios donde se desarrollen las actividades que den lugar a la infracción respectiva.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios