15 de Agosto de 2018

Opinión QRoo

Protección a los migrantes

El Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales pidió derribar los muros que atentan contra los derechos humanos, principalmente de los migrantes.

Compartir en Facebook Protección a los migrantesCompartir en Twiiter Protección a los migrantes

El Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales pidió derribar los muros que atentan contra los derechos humanos, principalmente de los migrantes.

Claro que nos preocupa la sola idea de que los seres humanos construyamos muros físicos, pero sin duda más nos mueve derribar los muros mentales construidos sobre prejuicios, estereotipos y odios o diferencias.

Las sociedades democráticas están construidas sobre una base de la pluralidad, la tolerancia y la diversidad.

Hay quienes con visión miope de la realidad miran y señalan a los migrantes como el origen de muchos males, sin querer darse cuenta que también son fuente de enriquecimiento social y cultural de cualquier nación y se alzan como factor de crecimiento económico.

Se ha avanzado en la no criminalización del fenómeno migratorio, porque ningún ser humano puede ser considerado, por sí mismo, un ilegal.

En todo asunto relacionado con migrantes deberá prevalecer la presunción de inocencia, la confidencialidad, el beneficio de la duda, privilegiando el respeto del interés superior del menor y de la unidad familiar.

Ya existe un protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos de personas migrantes y sujetas de protección internacional.

En el mundo se contabilizan 60 millones de migrantes, cifra nunca antes vista, ni siquiera en la segunda guerra mundial.

En Estados Unidos se reportan 12 millones de mexicanos, y 200 mil migrantes transitan por nuestro país cada año.

En las últimas 5 décadas se ha triplicado el número de migrantes a nivel internacional, 3.3% de la población mundial se mantiene en esa condición.

Se ha avanzado en la no criminalización del fenómeno migratorio, pues ningún ser humano puede ser considerado por sí mismo nunca como ilegal.

La lógica regulatoria del paso de las mercancías no ha sido la lógica del paso de las personas, de los seres humanos que son iguales a todos y diferentes en su identidad.

Es necesario atender este grave problema, y una muestra de cómo hacerlo lo dan las instituciones nacionales e internacionales (Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, Sin Fronteras, entre otros) estas lo hacen mediante la ayuda humanitaria, la atención a quienes adquieren el estatus de refugiados y el otorgamiento de protección especial a los menores de edad, así como a las víctimas de violencia de todo tipo como la sexual, la de género y la de trata de personas.

Se ha avanzado en la no criminalización del fenómeno, pues ningún ser humano puede ser considerado por sí mismo, nunca, como ilegal. También está claro que en todo asunto relacionado con migrantes deberá prevalecer la presunción de inocencia, la confidencialidad, el beneficio de la duda, el que disfruten de la gratuidad de los servicios, privilegiando, sin condicionamiento, el respeto del interés superior del menor y de la unidad familiar.

El Poder Judicial tiene la obligación de otorgar el servicio de la defensoría y por ello el impulso al grupo especial de apoyo a los migrantes.

Lic. en Derecho José M Ramírez Hernández
@JRamirezCancun

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios