14 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Protestan familiares de mujeres reclusas trasladadas a Chetumal

Expusieron su inconformidad ante el presidente Julián Ricalde; piden sean regresadas a Cancún.

Los familiares de las internas en el Cereso de Chetumal recibieron la promesa del alcalde de Cancún de proporcionarles un abogado. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Los familiares de las internas en el Cereso de Chetumal recibieron la promesa del alcalde de Cancún de proporcionarles un abogado. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Protestan familiares de mujeres reclusas trasladadas a ChetumalCompartir en Twiiter Protestan familiares de mujeres reclusas trasladadas a Chetumal

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Familiares de las 48 mujeres encarceladas en Benito Juárez y que fueron trasladadas la semana pasada al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chetumal se manifestaron este lunes en la explanada del Palacio Municipal para que sean devueltas de nuevo a Cancún, puesto que la mayoría ha cometido delitos del fueron común y muchas no están sentenciadas.

Una comisión de cinco integrantes fue recibida por el alcalde Julián Ricalde Magaña, a quien expusieron su inconformidad por el traslado de sus hijas, hermanas y madres.

En respuesta, el alcalde benitojuarense se comprometió en brindarles un abogado que los atenderá de forma gratuita, por lo que este martes deberán entregarle al secretario del Ayuntamiento, Rafael del Pozo Dergal, una lista con los nombres de las reclusas, así como números de expedientes para que dicha información sea entregada al o los abogados y estos puedan atender el asunto.

Sadi Herrera Azcorra, hermano de una de las internas, señaló que su familiar lleva dos años encerrada y hasta la fecha no le han dictado sentencia; la misma suerte corren las otras mujeres, incluso hay una que apenas este domingo cumplió 15 días de haber sido encarcelada.

Los familiares decidieron manifestarse debido a que en la visita realizada a sus familiares el domingo pasado descubrieron que todas están hacinadas en una celda de aproximadamente 8x5 metros cuadrados, dos internas duermen sobre una tabla de madera de poco más de un metro, el drenaje rebosa, el sanitario no tiene puerta y no cuentan agua y luz, además que la celda está húmeda.

Los familiares pidieron a los medios omitir el nombre de sus parientes para evitar más represalias, toda vez que argumentan que el traslado se debe a un castigo por haberse quejado ante Derechos Humanos sobre presuntas anomalías al interior del penal de Cancún.

Otras de las quejas de los familiares es que la gran mayoría tenía un modo de vida al interior de la cárcel, en la que hacían manualidades y obtenían dinero que enviaban a sus familiares para la manutención de sus hijos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios