Cancún: Era médico y murió de COVID-19 tras no ser atendido a tiempo

Su esposa, quien es enfermera, relató que su esposo solicitó tres veces que le hicieran la prueba de diagnóstico.

|
(Karim Moisés/SIPSE)
(Karim Moisés/SIPSE)

Cancún.- Al médico de la Jurisdicción Sanitaria número 2, José Feliciano Sánchez Silva, quien falleció el pasado 2 de mayo, le fue negada la prueba de COVID-19 en dos ocasiones y no recibió atención como paciente positivo hasta que requirió hospitalización, afirmó su esposa, la enfermera Josefina Villalobos.

Ella trabaja en el Hospital General de Cancún y explicó que su marido contrajo el virus durante su labor como miembro de un centro de salud y que al arrojar síntomas solicitó la prueba en el nosocomio, sin embargo, fue rechazado debido a que no fue considerado sospechoso.

“Desafortunadamente él era diabético, hipertenso, tenía factores de riesgo a parte de su obesidad. En una ocasión vinimos para que le hicieran la prueba, y pese a que era personal, no se la hicieron, nos rechazaron porque no presentaba los síntomas como protocolo para tomar la prueba, lo dejaron ir”, dijo sin poder contener las lágrimas.

También te puede interesar: Una vez más, personal médico denuncia desprotección en el Hospital General de Cancún

Posteriormente acudió a la Clínica-Hospital del Issste en Cancún en donde tampoco pudo ser diagnosticado a falta de insumos, por lo que la mayor parte de su enfermedad estuvo en aislamiento domiciliario hasta que se complicó y requirió atención respiratoria.

“El personal de salud es derechohabiente del Issste (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado) y fue a pedir que le hicieran la prueba y le dijeron que tampoco tenían pruebas y que esperara una semana para que tal vez llegaran, entonces él tuvo que seguir buscando”, dijo.

Ante la negativa, el médico de la Secretaría de Salud de Quintana Roo se mantuvo en aislamiento domiciliario durante una semana más, y pese a que contaba con tratamiento, sus factores de riesgo provocaron que su cuadro se complicara cada vez más.

“Se fue deteriorando en la casa, el día que regresamos al hospital le hicieron la prueba y concluyeron que necesitaba estar hospitalizado, por eso pido que todos mis compañeros -porque todos estamos expuestos- tengan el kit que debemos utilizar, porque el que llega es insuficiente”, dijo Josefina, que, tras un periodo de aislamiento de más de 20 días, ayer volvió a trabajar al nosocomio donde falleció su pareja.

noticias relacionadas