Lluvias dejan bajo el agua a más de 4 mil personas en las colonias de Chetumal

Las fuertes precipitaciones elevan más de 80 centímetros el nivel del agua en los asentamientos irregulares.

|
(Daniel Tejada)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Más de 4 mil habitantes de las colonias irregulares de Chetumal se encuentran bajo el agua, a causa de las intensas lluvias que también comenzaron a causar estragos en obras de drenaje que están en proceso y que tuvieron que ser suspendidas por el mal tiempo.

Colonos de 12 asentamientos irregulares del norte y noroeste de la ciudad, lo han perdido prácticamente todo, debido a que el agua rebasó los 80 centímetros de altura, entrando a sus hogares y humedeciendo muebles y electrodomésticos.

Al menos 400 habitantes tuvieron que desalojar totalmente sus viviendas de cartón y madera para trasladarse a las escuelas cercanas o en casa de familiares. Las más afectadas son las que viven en Los Palomos, La Franja, El Edén y Mártires Antorchistas.

Otoniel Segovia ignoró peticiones de ayuda de los vecinos  

Cuando las lluvias comenzaron, los afectados solicitaron ayuda al presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez, para desazolvar parte del agua o colocar diques que permitan desviar el cauce, sin embargo, hasta el momento, no han recibido una respuesta.

“Fuimos el pasado viernes a su oficina, pero sus asistentes nos dijeron que por el momento el alcalde está ocupado, y que de todas maneras no tienen recursos para la ciudad, menos para atender los problemas de las colonias irregulares”, menciona doña Juanita Barradas Castillo, una de las afectadas de la colonia El Edén, ubicada al norte del fraccionamiento Caribe.

Recientemente solicitaron a la Secretaría de Salud una brigada de nebulización, ya que su cercanía con el monte y el estancamiento del agua ha provocado que proliferen mosquitos.

La mayoría nunca había enfrentado una situación de este tipo, porque los asentamientos son de reciente creación y hasta el momento no habían enfrentado lluvias tan intensas, que inundaran la zona.

Algunos vecinos del Edén y Palomos tuvieron que cooperar entre ellos para juntar 6 mil pesos, y así contratar un volquete que tirara escombros en la periferia de las colonias, para que funcione como una especie de presa que mantenga a raya el agua que se desborda desde las zonas más altas.

Lluvias provocan deslaves en las obras de drenaje

En tanto, las precipitaciones también provocaron deslaves en la obra de drenaje pluvial de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, ubicada en el cruzamiento de la calle Manuel Altamirano con Belice.

El escurrimiento del agua ocasionó que parte de las paredes de la construcción se vinieran abajo.

El director de CAPA, Gerardo Mora Vallejo, puntualizó que hasta el momento no es posible atender esta situación, ya que la maquinaria pesada podría provocar mayores deslaves. Sin embargo, acotó que una vez que concluyan las lluvias terminarán la obra.

Cargando siguiente noticia