Sin dinero ni ahorros, familias de Quintana Roo recurren a las casas de empeño

Ante la crisis por el Covid sólo 20% de quienes empeñan su patrimonio pueden recuperarlo.

|
(Daniel Tejada)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

La pérdida de empleos y el cierre de negocios no esenciales, ha causado que miles de quintanarroenses recurran a las casas de empeño para tener liquidez durante esta contingencia sanitaria, aunque solamente dos de cada 10 logran recuperar sus prendas.

La emergencia sanitaria dejó sin ingresos a 113 mil familias en Quintana Roo, de las cuales sólo 17 mil 192 se han recuperado con la reactivación económica, según los últimos cálculos de la Secretaría del Trabajo a nivel estatal.

La mayoría de estas personas que se quedaron sin trabajo no tenían ahorros ni acceso a créditos. Datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) revelan que el 86% de los trabajadores de la entidad viven al día y no cuentan con ahorros, mientras que unas 146 mil personas están en morosidad.

Sin dinero y sin ahorros, recurren a las casas de empeño

Sin dinero y sin un colchón financiero, a la mayoría de las personas sólo les queda la opción de una casa de empeño, porque un crédito bancario está muy lejos de sus posibilidades, por lo que deben resignarse a utilizar los servicios prendarios que en promedio cobran un Costo Anual Total (CAT) de hasta el 269%, seis veces más alto que el interés anual de una tarjeta de crédito regular, cuyo CAT ronda entre el 42 al 46% anual.

“Por lo general tenemos un repunte en el número de usuarios en agosto, de hasta un 50 por ciento más alto, en la etapa previa al inicio de clases. Pero por la contingencia sanitaria, mayo, junio y julio han sido meses de gran afluencia, aumentando en un 120% comparado con años pasados”, dice Elizabeth Rodríguez Martínez, trabajadora de la casa de empeños de Fundación Dondé en Cancún.

Sólo 20% de quienes empeñan su patrimonio logran recuperarlo 

La cantidad prestada a los usuarios varía dependiendo de los artículos a empeñar. De acuerdo con Elizabeth, las prendas que más reciben son electrodomésticos como pantallas y celulares valuados entre tres mil a seis mil pesos. Dependiendo de su estado se otorga el 30% de este valor como préstamo.

“Es decir, en promedio otorgamos entre mil 500 a cuatro mil pesos. Sin embargo, últimamente nos han llegado artículos de gran valor, como motocicletas o paquetes de joyas que valen entre 40 mil a 60 mil pesos. Es algo a lo que no estamos acostumbrados, pero que demuestra cómo ha afectado la pandemia a toda la población, que está dispuesta a entregar bienes que difícilmente podrán recuperar”, puntualiza.

Añade que antes de la pandemia 80% de los objetos empeñados eran recuperados por sus dueños. Pero a partir de la contingencia por el Covid-19, solamente el 20% lo ha logrado.

Datos similares reportan las sucursales más importantes del ramo: Prestaprenda, PrendaMex, Fundación Dondé y el Nacional Monte de Piedad.

Crisis laboral por el Covid en Quintana Roo

  • 113 mil personas perdieron su empleo
  • 17 mil 192 lograron recuperarlo tras la reactivación económica
  • 86% de los trabajadores del estado vive al día

 

Cargando siguiente noticia