22 de Octubre de 2019

Opinión QRoo

Las guarderías y el caso de Cancún

La decisión del gobierno federal sobre el retiro del presupuesto a las estancias infantiles...

Compartir en Facebook Las guarderías y el caso de CancúnCompartir en Twiiter Las guarderías y el caso de Cancún

La decisión del gobierno federal sobre el retiro del presupuesto a las estancias infantiles del país generará un impacto especial y casi destructor en el mediano plazo en ciudades como Cancún, lo cual no ha sido ni ligeramente atisbado por la delegación encabezada por Arturo Abreu.

Se calcula –de acuerdo a datos proporcionados por gente afectada- que en esta ciudad existen un total de 2 mil 856 niños que son “encargados” por sus padres en estos lugares, a fin de que sean debidamente cuidados, mientras ellos realizan sus labores, su trabajo.

Pero la afectación en ciudades como Cancún se convierte en “especial” y en una verdadera bomba de tiempo, porque así como son miles de niños los requieren el apoyo, también son cientos o miles de madres solteras que viven en esta ciudad y que están obligadas a buscar el sustento del hogar, sin tener mayor familia que sus mismos críos.

Ciudades como Cancún, como Playa del Carmen, son líderes a nivel nacional en este tipo de casos, en los que llegan parejas felizmente casadas a buscar una mejor calidad de vida, tienen uno, dos o tres hijos y al cabo de un tiempo deciden separarse por la causa que sea, por el motivo que fuera, el efecto es el mismo.

Y esa mujer que de pronto se ve “sola” con sus hijos, con la imperiosa necesidad de sacarlos adelante, busca un trabajo y requiere de un lugar donde dejar a sus críos para que estos crezcan sanos, seguros.

Así ha sido desde hace años. Hasta ahora que el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador decidió retirar los recursos económicos a las guarderías, el encontrar, según él, indicios de corrupción, por lo que decidió que “a partir de ahora, esos niños tendrán que ser cuidados por sus abuelitos”.

Como si todos los niños tuvieran abuelitos, y como si fuera obligación de estos cuidar a los hijos de sus hijos.

El problema no es menor, porque entonces las mamás verán obligadas a encargar a sus vástagos con vecinos, amigos o con quien se ofrezca y no siempre serán bien cuidados, no siempre estarán en buenas manos y no siempre tendrán la seguridad como la tuvieron en una estancia.

En Cancún operan 54 estancias con 2 mil 856 niños, las cuales, dicen, ya empezaron a resentir los embates de la decisión de AMLO, sin que el delegado federal, Arturo Abreu, se atreva a meter las manos y explicar del asunto especial que existe en Cancún y en Playa del Carmen.

Este tipo de decisiones no se pueden tomar tan a la ligera ni por ocurrencias. En todo caso sería mejor solucionar los actos de corrupción, antes que asumir determinaciones que, a la larga, resultarán más caras y contraproducentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name