22 de Mayo de 2018

Quintana Roo

Advierten del consumo excesivo de agua natural

Puede generar graves daños a la salud, desórdenes en el sistema circulatorio, pérdida de potasio e inclusive daños al corazón.

Cuando hay exceso de agua en el cuerpo aparecen calambres, hay debilidad y palpitaciones. (Redacción/SIPSE)
Cuando hay exceso de agua en el cuerpo aparecen calambres, hay debilidad y palpitaciones. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Advierten del consumo excesivo de agua natural Compartir en Twiiter Advierten del consumo excesivo de agua natural

Abigail Becerra/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Contrario a lo que la gente piensa, el alto consumo de agua natural puede generar graves daños a la salud, desórdenes en el sistema circulatorio, pérdida de potasio e inclusive daños al corazón, son algunos de factores adversos.

Agustín Madrid Puentes, experto en nutrición, expuso que nuestro organismo regula el ingreso y salida del agua que bebemos, sin embargo, es posible provocar un desorden extremo, según la velocidad en que se ingiera, deseche y el estado del bebedor.

La “retención”, dijo, es otro aspecto de tomar en cuenta, ya que son las mujeres más que los hombres que debido a factores hormonales suelen retener más líquidos y al tener la mayor parte de solutos disueltos, es decir, de componentes ajenos al agua corporal como la sal o el potasio, según la cantidad de éstos, es como el cuerpo empezará a incrementar la presión arterial dentro del sistema circulatorio, afectando venas, arterias o el sistema linfático.

Comentó que los riñones, responsables de expulsar el agua que no necesitamos, se ponen en acción. “Si hay una cantidad excesiva de líquidos la presión arterial se eleva y los órganos vascularizados como el cerebro, venas, arterias corren el riesgo de reventar y originar un derrame cerebral”, apuntó.

José Luis Álvarez Medina, médico general, explicó que cuando hay exceso de agua en el cuerpo aparecen calambres, hay debilidad y palpitaciones porque el cuerpo buscará regularizarse, y en ese intento comenzará a mover electrolitos como el potasio o sodio.

Señaló que a falta de potasio, surgen los calambres, porque este elemento es responsable de generar una pequeña carga eléctrica para que los músculos puedan moverse con naturalidad, estirarse y regresar a su forma.

“Si hay exceso en el consumo de agua, los electrolitos se diluyen de tal grado que no alcanzan a llegar a los músculos en la densidad que se requiere y es muy probable que provoque un calambre generalizado de los músculos, incluso en el corazón”, opinó.

Puntualizó que aún cuando la población del Benito Juárez vive en un clima cálido una persona promedio debe consumir de ocho a 10 vasos de agua al día, es decir, un mililitro de agua por cada kilocaloría requerida.

Los adultos requieren dos mil calorías, por lo que su consumo de agua mínimo debe ser de dos mil mililitros, es decir dos litros de agua diarios, bebida en pequeños tragos y no más.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios