12 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Sombra, un perro con un lugar en la ONU

Fue reconocido por la Organización como can de búsqueda y rescate por su participación en el tsunami de Haití.

A los seis meses de nacida inició con su labor de rescate. (Redacción/SIPSE)
A los seis meses de nacida inició con su labor de rescate. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Sombra, un perro con un lugar en la ONU Compartir en Twiiter Sombra, un perro con un lugar en la ONU

Itzel Chan/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Sombra es una de los cuatro perros que forman parte del Cuerpo de Bomberos, pero a diferencia de los otros tres, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la registró como perro de búsqueda y rescate, por participar en el tsunami de Haití en 2010, y en Japón en 2011.

Para José Alfredo Pérez Javier, supervisor y encargado del área de búsqueda y rescate canino, es un orgullo que en el Cuerpo de Bomberos de Benito Juárez, haya un elemento distinguido como lo es Sombra, una perra de raza labrador y que fue entrenada como rescatista.

Inició su labor a los seis meses de nacida 

El supervisor está a cargo de Zeus, Argo, Luna y Sombra, esta última llegó en 2009, a los seis meses de nacida, con los Topos de Tlatelolco.

Dijo que al principio empezaron a entrenar con Sombra 10 bomberos, sin embargo, al final sólo quedó él, quien desde entonces se encarga del área canina.

En 2010 intensificaron los entrenamientos y justo en ese año, solicitaron a los bomberos de Cancún, apoyo para ir a Haití tras el terremoto que sacudió la ciudad.

Salva la vida de una mujer 

Sombra logró dar aviso de una persona con vida que respiraba con dificultad debajo de los escombros. Pérez Javier narra que se trataba de la señora “Sici”, de 65 años de edad, quien a la fecha les agradece por haberle salvado la vida.

El entrenador, que es una de las personas más cercanas a Sombra, ha aprendido a distinguir cuál es la expresión de ella cuando los resultados de búsqueda son positivos y cuando sucede lo contrario.

Ladró con desesperación 

En Haití, al hallar a personas muertas, su expresión era de frustración, aullidos que simulaban dolor, en caso contrario, ella ladraba con desesperación como indicativo de que debían apurarse para salvar una vida.

Previamente a su llegada al país afectado, la ONU dio de alta en su libro de registro el nombre de Sombra, y de otros dos perros que fallecieron después del evento. Este registro indica que al suceder otra catástrofe será solicitada para apoyo.

Le quedan dos años para jubilarse 

Los bomberos calculan que para Sombra sólo quedan dos años más para que cumpla su misión como perro rescatista, ya que posteriormente será dada en adopción a personas responsables que garanticen su cuidado, protección y cariño.

Ella cuenta con un chip que asegura su localización en cualquier sitio en el que esté, elementos como éste le dan alto valor a este can, aunque para el supervisor, los perros más que darles un valor, hay que otorgarles atención, cariño y educación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios