19 de Enero de 2018

Quintana Roo

Recuerdan aniversario luctuoso de Ramón Bravo (video)

Cumple 19 años de haber fallecido en su vivienda en Isla Mujeres.

Compartir en Facebook Recuerdan aniversario luctuoso de Ramón Bravo (video)Compartir en Twiiter Recuerdan aniversario luctuoso de Ramón Bravo (video)

Luis Soto/SIPSE
ISLA MUJERES, Q. Roo.- Ramón es un mensaje que está vivo todavía, impreso en sus documentales, en sus libros, en sus películas, su mensaje ecológico tiene mucho para dar todavía.

Hoy Ramón Bravo Prieto cumple 19 años de haber fallecido en su casa de Isla Mujeres, donde pasó los últimos años de su vida, junto a su gran pasión el mar, fue criticado por su defensa y lucha a favor  del mundo marino y sus especies que en él habitan, pero también fue muy amado por  todos sus documentales, libros, fotografías y todas sus historias que contó con su cámara. Visitamos a su viuda María Vallejo de Bravo  en Isla Mujeres, para conocer de viva voz como está el legado del hombre más querido del mar, Ramón Bravo Prieto.

También te puede interesar: Recuerdan trayectoria de Ramón Bravo Prieto en Isla Mujeres 

Villa Sirenia es un lugar en el ombligo de la isla, pasando la hacienda del Pirata Mundaca, rumbo al sur, una puerta de madera, es la entrada a lo que fue la última morada del primer hombre en el mundo que documentó a las ballenas orcas, conocida  como la ballena asesina, imágenes que llamaron la atención en el mundo, al entrar se pueden observar palmeras, grandes árboles y unas construcciones muy deterioradas debido al paso del huracán “Wilma”, al fondo una mujer barre  las hojas caídas de una hermosa playa, es María, platica con un pequeño turista que se acercó a ella.

Después de los saludos y refrescase del intenso sol, se sienta a platicar, siempre hay una sonrisa franca y recuerdos de los tiempos que Villa Sirenia era un lugar muy especial, aquí vivía el Ramón Bravo, el hombre que inspiró a tantas personas que al igual que él, se enamoraron del mar. María tiene la cabeza tapada con una tela rosa, que por el fuerte viento se mueve, comienza diciendo que “sería muy bueno que se le rindiera un tributo por su trayectoria  oceanográfica, fotografía del mundo submarino, Ramón fue  un gran ecologista defensor de las especies, pero sobre todos un gran ser humano que le dio mucho a la ciencia del mar”, un mexicano universal.

Al mirar las Cabañas, la tristeza no se puede ocultar, los largos juicios, el poco y escaso dinero, se miran en todo el lugar que contrasta con la belleza del Mar Caribe de fondo, María y su hijo luchan día a día para sobrevivir, pero no pierden la esperanza de que mañana será un mejor día.

María comenta que “Ramón lucho toda su vida para que las nuevas generaciones tengan un océano saludable y limpio”, su voz se hace fuerte al pedir que los ciudadanos “tengan el valor de denunciar a los malos gobernantes que hacen negocios con las grandes empresas depredadoras de las especies marinas”, tal como lo hiso su esposo con gran valentía.

La tarde comienza a caer y la vista del lugar deja sin palabras, María recuerda que Ramón Bravo le dio siete vueltas al mundo bajo el agua para hacer sus investigaciones a lado de los científicos más reconocidos de la época, tal es el  caso de Jacques Yves  Cousteau, con quien trabajo en diversos proyectos.

Cuando se le pregunta que si tiene algún proyecto en puerta, María lanza una sonrisa y sus ojos se le iluminan, “si por supuesto, estamos trabajando en una serie  de documentales de 13 programas, que tienen como objetivo visitar los lugares que Ramón filmó y ver cómo están esos osos polares o como están esos lugares actualmente, pero contados por niños, para ver los cambios y saber qué ha pasado”.

María reflexiona y dice: “Ramón murió antes de tiempo, él todavía tenía muchas cosas que dar, afortunadamente todos sus archivos se conservan y los daremos a conocer”, un museo sería muy importante para que las nuevas generaciones pudieran ver la obra de un mexicano universal como lo fue Ramón Bravo Prieto.

Cuando pensaba que todo estaba dicho, María apunta que “hace falta una escuela para que los jóvenes aprendan el buceo, que sean los nuevos defensores de los mares mexicanos, Ramón formó a toda una generación de biólogos marinos, hay que hacer una nueva generación de jóvenes, que tengan acceso a sus documentales para que sepan lo que tienen que cuidar para sus hijos, para seguir inspirando a  más gente”. Es un  ejemplo a seguir, Ramón esta es un mensaje que está vivo todavía impreso en sus documentales, en sus libros, en sus películas, su mensaje ecológico tiene mucho para dar todavía. 

Biografía

Ramón Bravo Prieto nació el 21 de octubre de 1925, en Piedras Negras, Coahuila, hijo de Juan Bravo y María del Rosario Prieto. Murió el 21 de febrero de 1998 a los 72 años  en Isla Mujeres. Fue oceanógrafo, comunicólogo, investigador, ecologista, científico, camarógrafo y escritor mexicano. Obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en 1979.

Libros que escribió

*Primero y touch, segundo y muerte (1961)
*Bajo las aguas del Mar Rojo (1962)
*Bajo su desahuciada piel (1967)
*Buceando en el Polo Norte (1971)
*Isla Mujeres (1972)
*Holbox (1974)
*Tintorera (1975)
*Buceando entre tiburones (1975)
*El cenote de la muerte (1976)
*El cisne negro (1976)
*Un tesoro bajo el mar (1977)
*Carnada (1977)
*Buceando entre las orcas (1982)
*La siesta del tiburón (1984)
*Sirenia (1987)
*El galeón (1992)
*El Chinchorro (no concluido, sobre la zona protegida de Mahahual).

Películas

Bajo su destacada labor como camarógrafo, también hizo, contribuyó, participó o fue autor o coautor de las siguientes películas:
*Chanoc (Estados Unidos, 1971)
*Deadly reef
*Tintorera (México, 1977)
*Bermudas: Cueva de tiburones (Estados Unidos, 1977)
*El diabólico triángulo de las Bermudas (Italia, 1978)
*Sunburn (Estados Unidos, 1979)
*Tres mujeres en la hoguera (Italia, 1977)
*Ciclón (Italia, 1978)
*Cazadores de tiburones (Italia, 1979)
*Mar asesino (México, 1979)
*Beyond the reef o The Shark Boy of Bora Bora (Estados Unidos, 1981)
*Zombie II (Italia, 1980)
*Sangre en el Caribe (España, 1983)
*Fiebre de amor (México, 1984)
*Against all odds (Estados Unidos, 1984)
*Rimo the destroyer (Estados Unidos)
*Ocean of fire (Estados Unidos, 1986)
*Leviathan (Estados Unidos, 1989)
*007: Con Licencia para matar (Estados Unidos, 1989)
*El Arrecife de los alacranes (México, 1995)

Bravo Prieto también fue un atleta destacado que participó en los XIV Juegos Olímpicos de Londres, en 1948; en los XV Juegos Olímpicos de Helsinki, en 1952, y en los Juegos Panamericanos y en los Juegos Centroamericanos.

En 1960 comenzó a dedicarse al buceo y a la fotografía submarina. Sus trabajos le dieron fama en los Estados Unidos y en Europa. Ganó las estrellas de oro Maurizio Sarra en 1964 y 1966. En 1969 el director italiano Bruno Vailati lo invitó a colaborar con él como camarógrafo, y durante siete años filmó escenas para las series La enciclopedia del mar, Los siete mares y Los hombres del mar. 

Ganador de numerosos premios de distinta índole, no sólo dentro del agua, sino también como periodista. Obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en 1979.

En el año de 1979 comienza la construcción de su casa, a la que llamó "Villa Sirenia", en Isla Mujeres, Quintana Roo, realizando ahí muchas de sus investigaciones y trabajos. Durante sus años de trabajo como oceanógrafo se hizo amigo entrañable de Jacques-Yves Cousteau, con quien realizó también muchos documentales e investigaciones submarinas.

Fue Ramón Bravo quien da a conocer al mundo cómo duermen los tiburones, después de que el pescador de langosta Carlos García, apodado el "Válvula", los descubriera en un lugar conocido como "Los Cuevones". Bravo acudió a comprobar el descubrimiento del pescador y, posteriormente, compartió el descubrimiento con la Dra. Eugenie Clark, miembro de la Fundación Oceanográfica Scripps de La Joya (California, EEUU) y considerada como experta en la materia.

Sus investigaciones no estuvieron exentas de peligros, pues en más de una ocasión fue herido por los tiburones a los cuales acostumbraba filmar. Uno de ellos (un tiburón toro), le mordió, provocándole una grave herida en el antebrazo izquierdo, a la altura del codo, que requirió de cirugía urgente y cuidados intensivos durante varias semanas.

Murió el 21 de febrero de 1998 de forma accidental, a causa de un infarto al miocardio producida por una descarga eléctrica de su casa en Isla Mujeres.

Sus cenizas descansan en la cueva de los Tiburones Dormidos, situada entre la Isla Contoy e Isla Mujeres, en Quintana Roo, México, bajo una placa de bronce en la que se lee:

Ramón Bravo Prieto, protector del mar y el océano, duerme por siempre al lado de sus tiburones en esta cueva. Isla Mujeres 28-02-98.

(Fotos y video: Luis Soto)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios