22 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Cancunenses cambian el agua por refrescos

En promedio ocho de cada 10 personas que acuden por primera vez a un centro nutricional admiten que consumen bebidas gaseosas.

Los padres de familia aprueban que sus hijos consuman este tipo de bebidas desde los seis meses de edad. (Foto/lifewife.mx)
Los padres de familia aprueban que sus hijos consuman este tipo de bebidas desde los seis meses de edad. (Foto/lifewife.mx)
Compartir en Facebook Cancunenses cambian el agua por refrescos Compartir en Twiiter Cancunenses cambian el agua por refrescos

Esmeralda Espinoza/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- En promedio ocho de cada 10 personas en Cancún que acuden por primera vez a un centro nutricional en busca de ayuda para mejorar su salud física, consumen de manera frecuente refrescos.

Las cifras son el resultado de las encuestas aplicadas a los pacientes en la primera consulta, misma que se realiza con la finalidad de conocer más a fondo sus hábitos alimenticios, aseguró Rocío Gallegos Dorantes, nutrióloga y representante de la clínica de nutrición y belleza Biobalance.

Especificó que si bien los refrescos llegan a comercializarse hasta las zonas más marginadas en el país, el vivir en una ciudad como Cancún y un estado turístico, propician más el consumo de bebidas endulzantes ya que el calor y las largas horas que las personas pasan expuestas al sol se convierten en pretexto para ir comprar un refresco en lugar de una botella de agua fría.

"Para la población en general resulta difícil desprenderse de esas prácticas alimenticias ya que llevan años practicándolas, incluso muchos empezaron desde la niñez", aseveró.

“He observado como algunos padres aceptan que dan a probar a sus hijos bebidas de cola desde los seis meses de edad, hasta el ponen el refresco en el biberón”, puntualizó la nutrióloga.

La ingesta de calorías diarias que un cuerpo en edad adulta necesita para estar en óptimas condiciones es de alrededor de mil 800 y los que toman 500 mililitros de refresco por día ya habrán consumido 350 calorías además de un alto contenido de azúcares que después del proceso de digestión se convierten progresivamente en grasas.

Los daños por las bebidas endulzantes son muchas veces irremediables ya que pueden propiciar alguna o varias de las enfermedades consideradas dentro de la denominación médica “síndrome metabólico” que incluyen padecimientos como cálculos renales, diabetes, colitis, gastritis, hiperactividad en el caso de los niños, caries bucal, daño total en la piel, hasta envejecimiento prematuro.

Gallegos Dorantes, aconseja a la población a no dejarse llevar por los antojos y ponerles freno a tiempo, antes de que sea demasiado tarde y las enfermedades hagan mella en la salud. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios