Refuerzan vigilancia en marisquerías de Q.Roo por cuaresma

Durante el inicio de la temporada la Cofepris supervisa 78 establecimientos dedicados a la comercialización de productos del mar.

|
Se evitará que los productos del mar se vendan en mal estado. (Cortesía/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- La Secretaría de Salud, a través de la Dirección Contra Riesgo Sanitario (Cofepris), anunció el incremento de la vigilancia en todos los expendios que se dediquen a la comercialización de mariscos y pescados en los 10 municipios del estado, con el objetivo de garantizar el manejo higiénico de los productos del mar y la salud de los consumidores, según publica un boletín de prensa. 

El enfoque primordial de este programa consiste en la toma anticipada de medidas preventivas para evitar que se presenten enfermedades transmitidas por la ingesta de productos pesqueros en mal estado, intensificando la vigilancia sanitaria y realizando las acciones de fomento sanitario.

Ortegón Pacheco señaló que se verificará 100 por ciento de los establecimientos que incluyen pescaderías, marisquerías, restaurantes y centros comerciales, de los cuales se llevan supervisados 78 establecimientos.

Adicionalmente, la Secretaría de Salud dispondrá de trípticos e información adicional que será entregada a los comerciantes con información precisa acerca del buen manejo de estos productos.

Paralelamente se establecen acciones de fomento con los organismos públicos, privados y sociales involucrados en la cadena productiva, comercial, de distribución y venta de los productos pesqueros conforme con los criterios sanitarios que establecen las Normas Oficiales Mexicanas (NOM).

Por último, dijo que se realiza la orientación al consumidor respecto a las características sensoriales a considerar para una adecuada elección y preparación de los mismos, haciendo énfasis en la importancia de una adecuada conservación, todavía luego de la compra y que para su preparación, siempre sean sometidos a los procesos térmicos para consumirse cocidos o fritos.

Cargando siguiente noticia