11 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Revuelta en la cárcel de Chetumal deja dos heridos (video)

Tras ocho horas de disturbios, finalmente las autoridades lograron reestablecer la calma.

Un grupo de internos causó destrozos en la cárcel de Chetumal y las autoridades entraron para neutralizarlos; la calma regresó ocho horas después. (Joel Zamora/SIPSE)
Un grupo de internos causó destrozos en la cárcel de Chetumal y las autoridades entraron para neutralizarlos; la calma regresó ocho horas después. (Joel Zamora/SIPSE)
Compartir en Facebook Revuelta en la cárcel de Chetumal deja dos heridos (video)Compartir en Twiiter Revuelta en la cárcel de Chetumal deja dos heridos (video)

Joel Zamora/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Después de ocho horas de motín y disturbios en el Cereso de Chetumal por el supuesto traslado del autodenominado ‘líder’, Heriberto Campos Martínez, alías “El Diablo”, las autoridades penitenciarias lograron restablecer el orden.

Los hechos iniciaron alrededor de las 2:00 de la madrugada del martes en el Centro de Reinserción Social (Cereso), la policía estatal logró el control hasta pasado las 10:00 de la mañana, tras una supuesta negociación con los internos.

También te puede interesar: Retoman proyecto de nueva cárcel

Trascendió que al menos cinco internos estaban lesionados; sin embargo, al hospital solamente fue trasladado un reo identificado como Julián “N”, quien terminó con quemaduras de segundo grado en 20 % de su cuerpo, confirmó Fernando Alavid Fernández, jefe de servicio de urgencias del Hospital General.

“El paciente fue estabilizado y se pidió interconsulta a cirugía para que pudiera recibir lavado mecánico. Esta consciente, orientado y sin problemas de respiración, pese a que presentó quemaduras en el rostro y en ambos brazos”.

Asimismo el celador, Isaías Muñoz, jefe de guardia, fue retenido por los internos y presentó una lesión en el cráneo.

Dónde inició el conflicto

De acuerdo con datos recabados, la disputa por el control del penal inició en el área segregada llamada “Almoloya” a raíz del traslado que se estaba llevando a cabo por personal de la Policía Procesal, del supuesto líder y su lugarteniente Juan Cerapio Nicasio.

En la zona, realizaron destrozos, quemaron algunas prendas, un colchón y como resultado Julián resultó con quemaduras.

En el área general, El Patio, se aglutinaron los internos para entrar al segundo filtro de seguridad del penal, a punta de palos, rocas y tubos, donde lograron rescatar a su líder y su segundo al mando. Los policías tuvieron que replegarse, no obstante, realizaron algunas detonaciones con balas de salva y lanzaron bombas de humo, aunque esto no fue suficiente para ahuyentarlos.

Acto seguido, en la oficina del director del penal, Rodolfo Aguilar Delgado, los internos rompieron vidrios, destrozaron sus pertenencias y documentos oficiales, mientras los custodios se resguardaron.

Rodolfo Aguilar Delgado, director del penal, admitió que había sido agredido por los internos, pero se limitó a declarar sobre los pormenores.

A las seis de la mañana, el penal ya estaba rodeado por aproximadamente 300 uniformados procedentes del Ejército Mexicano, de la Policía Estatal, Municipal Preventiva; además se apersonó Evelio Calderón, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Salen a negociar

Fue hasta 08:30 horas cuando salieron siete internos del segundo filtro e hicieron contacto con las autoridades. Ellos dijeron que pretendían seguir con el amotinamiento, pero querían hacer una negociación.

Solicitaron que sus visitas pudieran entrar como de costumbre, además de que regresen algunos privilegios, como acceso al área de encuentros conyugales, donde aparentemente tenían restringido el paso.

Se logró observar que los internos querían controlar los ánimos y como una muestra de su intención para llegar a un acuerdo, entregaron al celador para que fuera llevado a un hospital.

Uno de los internos mantuvo comunicación con José Eliezer Varela Durán, Comisionado de la Policía Estatal, a quién le pidieron que la situación no se saliera de control, pues lo único que querían era que su líder no fuera molestado, además de que sus visitas pudieran entrar con normalidad.

Para las 10 de la mañana, el personal recibió instrucciones para que empezaran a contabilizar las visitas y de esta forma retomar el orden.

Rodolfo del Ángel Campos, secretario de Seguridad Pública informó que la activación de los protocolos de seguridad, permitió restablecer la tranquilidad en el penal.

Descartó movimientos en la dirección, como lo solicitaron los internos. Respecto a los traslados dijo, continuaran los procesos a penales federales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios