Repuntan las ventas en las pescaderías por cuaresma en Chetumal

Se ha notado mayor afluencia de clientes a los establecimientos para la compra de pescados y mariscos.

|
(Daniel Tejada/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Las pescaderías de Chetumal tienen un ligero repunte de 15% en la venta de sus productos, derivado de la temporada de cuaresma que inició hace una semana, en la que familias respetan la tradición.

Rosa Chan, propietaria de pescadería, comentó que desde el miércoles pasado que inició la cuaresma se ha notado la llegada de mayor número de clientes al establecimiento para la compra de pescados y mariscos, lo que ayuda a generar estabilidad financiera a este sector.

En el caso de la capital, hay alrededor de 20 negocios dedicados a la venta de productos del mar, la mayoría localizados en los mercados como el Ignacio Manuel Altamirano, Lázaro Cárdenas y Andrés Quintana Roo.

Los comerciantes explicaron que cada año la situación mejora a partir de la segunda mitad de febrero porque las familias respetan el no comer carne de cerdo o res durante los 46 días que tarda la cuaresma, es decir que finaliza hasta el 3 de abril.

Los productos favoritos son pescado fresco, camarón, pulpo, caracol, jaiba, que las familias utilizan para la preparación de los platillos en la mejor forma que le apetezca.

Miguel Alejandro Pino Murillo, director general de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en la entidad, explicó que se realizan los operativos de verificación para la toma de muestras de los productos del mar que se ofertan para la confirmación que se encuentren en condiciones adecuadas para el consumo humano.

Para lo anterior, el consumidor debe hacer una revisión de los productos a adquirir, que los ojos estén brillosos, las escamas no levantadas y que principalmente no tengan mal olor, para asegurarse de que no pueda ocasionarles algún daño a su salud.

“Estamos en las verificaciones de los productos del mar, se hace de manera constante todo el año, pero ahora con lo de la cuaresma que hay mayor adquisición de los productos, también se hace de manera regular, para garantizar que se expenden pescados y mariscos aptos para consumo”, dijo Miguel Alejandro Pino Murillo.

Destacó que en caso de encontrar irregularidades, como una conservación inadecuada de los productos o que estén en mal estado, se puede proceder a la suspensión temporal o definitiva del negocio, hasta multas económicas.

También te puede interesar:

 Gio Ortega enaltece la belleza de Cozumel con homenaje musical

 México: Rodrigo Pérez-Galicia relata el confinamiento en un cortometraje 

 Cancún: Orvañanos Rea renuncia a la Coordinación de Comunicación; le suple Mora 

Cargando siguiente noticia