09 de Diciembre de 2019

Chetumal

Peligran 70 mil cabezas de ganado por la sequía

Los animales comienzan a perder peso por la escasez de alimento y falta de agua.

Las pocas lluvias que se han registrado en el sur del estado no han sido suficientes. (Carlos Castillo/SIPSE)
Las pocas lluvias que se han registrado en el sur del estado no han sido suficientes. (Carlos Castillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Peligran 70 mil cabezas de ganado por la sequíaCompartir en Twiiter Peligran 70 mil cabezas de ganado por la sequía

Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Alrededor de 70 mil cabezas de ganado en Quintana Roo, en su mayoría concentrados en el sur del estado, comienzan a presentar pérdidas de peso ante la escasez de alimento por la falta de suficiente agua.

La Unión Ganadera Regional (UGR) dio a conocer que los pastizales prácticamente se encuentran secos, mientras que los jagüeyes no se han reabastecido, porque las lluvias que cayeron en días pasados sólo permitieron una recuperación momentánea.

Florencio Song Solís, presidente de la Unión Ganadera Regional (UGR), dijo que actualmente realizan el levantamiento de datos para determinar las afectaciones reales, porque la información preliminar habla de algunas muertes.

“Los pastos prácticamente ya se encuentran secos y los jagüeyes, vacíos. La lluvia no fue pareja en todo el estado, hay municipios donde la lluvia fue mínima y en otras fuerte, pero no la suficiente para garantizar el abasto de los ganaderos para el resto del año”, lamentó.

De acuerdo con la organización de productores ganaderos, en Quintana Roo existe alrededor de 230 mil cabezas de ganado, de las cuales, 149 mil corresponden a bovino y 81 mil en ovinos. En el primer caso, cada cabeza tiene un costo aproximado de diez mil pesos, mientras que en el ovino o borrego oscila en los mil y mil 500 pesos cada uno.

“La ganadería necesita más agua para que se puedan llenar las presas y puedan tener la captación de agua necesaria para que el ganado y el pasto subsistan”, dijo.

En tanto, los productores de la ribera del río Hondo y la zona limítrofe con Campeche, en Othón P. Blanco y Bacalar, donde se concentra la mayor parte de la ganadería, han implementado la contratación de pipas o el acarreo de agua en tambos, pagando fletes de hasta 500 pesos por cada vuelta.

Según los productores, en estas fechas una sola vaca puede consumir más de 30 litros de agua en un solo día, por eso se tiene que llevar dos o tres veces al día el vital líquido a los potreros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name