26 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Una SEyC “pirata”

Inmersa aún en un tremendo escándalo mediático por descuidadas declaraciones discriminatorias que detonó incluso a nivel internacional...

Compartir en Facebook Una SEyC “pirata”Compartir en Twiiter Una SEyC “pirata”

Inmersa aún en un tremendo escándalo mediático por descuidadas declaraciones discriminatorias que detonó incluso a nivel internacional, la Secretaria de Educación y Cultura (SEyC), Marisol Alamilla Betancourt, fue exhibida de nueva cuenta por otro error imperdonable en nuestra máxima autoridad educativa.

Esta semana algunos padres de familia de los alumnos que obtuvieron los más altos promedios en la Olimpiada del Conocimiento Infantil (OCI) 2017 quedaron perplejos al darse cuenta que la SEyC entregó como premio al logro de los destacados estudiantes una mochila “pirata” de una marca prestigiada, lo que además de vergonzoso es un mal ejemplo para los pequeños de primaria.

Uno de los orgullosos padres confesó que en un primer momento quedó con el ojo cuadrado cuando vio llegar a su hijo con una mochila escolar marca Kipling, las cuales tienen un valor en el mercado que va de los 2 mil 500 a los 4 mil pesos, y se venden principalmente en tiendas departamentales de prestigio.

Al principio creyó que por fin las autoridades educativas decidieron reconocer a estos aplicados estudiantes de primaria con un regalo útil y de calidad suprema, pero el desengaño fue inmediato al revisar de cerca la mochila y percatarse que era de la marca pirata “Kipiling”, que es una copia china y de pésima calidad del producto original.

Pero la molestia de los padres no obedeció al hecho de que dieron a los estudiantes gato por liebre, ya que al fin de cuentas es un regalo, sino por el pésimo ejemplo que dan a los pequeños al validar la compra de productos piratas, cuyo origen es ilegal.

Lo inaudito es que esta apología a la compra de piratería vino directamente de la dependencia responsable de la educación de miles de niños y jóvenes quintanarroenses.

¿Cómo se pretende erradicar la corrupción y la piratería –se preguntaron los padres– cuando las propias autoridades educativas contribuyen a ello? ¿Cómo explicarles a los niños que comprar productos piratas es malo para la sociedad, cuando ellos reciben como “premio” por su alto aprovechamiento una copia pirata de una mochila de marca?

Como máxima autoridad educativa, Marisol Alamilla es señalada por los padres de familia como la responsable de esta situación y está obligada a dar una explicación, porque sus tropiezos están dañando seriamente la imagen de la dependencia que encabeza, que hoy por hoy navega en un mar de descrédito. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios