14 de Diciembre de 2017

Chetumal

No más permisos para los ambulantes en vacaciones

Sólo otorgarán para la venta en el pueblo de Mahahual, pero no en la playa.

Las autoridades de Salud municipal exigirán a los vendedores que cumplan a pie de la letra con cada una de las normas higiénicas.
Las autoridades de Salud municipal exigirán a los vendedores que cumplan a pie de la letra con cada una de las normas higiénicas.
Compartir en Facebook No más permisos para los ambulantes en vacacionesCompartir en Twiiter No más permisos para los ambulantes en vacaciones

Ángel Castilla / SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo El número de permisos para vendedores ambulantes en los balnearios públicos de la capital, y sus alrededores, como en zona de playa en Mahahual no incrementará en los días de Semana Santa.

Manuel Saavedra Ayala y Guillermo Barrios Villegas, jefe de departamento de horarios y Vía Pública respectivamente de la dirección de Fiscalización municipal precisaron que  en el balneario “Dos mulas” de Chetumal existen aproximadamente 17 ambulantes, misma cantidad en Calderitas, y en la zona de playas en Mahahual son aproximadamente 50 vendedores.

“Solamente se otorgarán permisos para la venta de ambulantaje en el pueblo de Mahahual, pero no para la playa, se prevén lleguen un promedio de 200 vendedores”.

Guillermo Barrios Villegas, expuso que para mantener bajo control el ambulantaje, en Mahahual, han establecido un operativo con 12 inspectores que recorrerán las zonas de playas y las calles del poblado y en los balnearios de Chetumal y Calderitas serán dos inspectores los encargados de detectar a quienes realicen la venta sin previa autorización e invitarlos a cumplir con los requisitos para la obtención del permiso o en su caso a retirarse del lugar.

Fidel Cabrera Olivera, director de Salud municipal, expuso que para estas fechas la presencia de ambulantes en las zonas más concurridas de esparcimiento tiende a incrementar hasta en un 300 %, por lo que en conjunto con la dirección de Fiscalización, trabajarán para que no suceda en esta ocasión y disminuir los riesgos de padecimientos gastrointestinales por parte de los visitantes.

“Vamos a exigir a los vendedores porten la indumentaria necesaria para la elaboración y comercialización de los productos de manera saludable, como gorras, cubre bocas y guantes, y de ser posible, sea otra persona la que efectúe el cobro de los consumibles”. Los permisos para la venta de comida tienen un precio entre 200 a 330 pesos mensuales.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios