26 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Sobrecarga de jefes

La Secretaría de Gobierno se ha dado el lujo de multiplicar su número de subsecretarios...

Compartir en Facebook Sobrecarga de jefesCompartir en Twiiter Sobrecarga de jefes

Con la urgencia de cubrir la vacante en la subsecretaría jurídica de la Secretaría de Gobierno tras la renuncia de Carlos Pereira Vázquez, ni tardo, ni perezoso, su titular Francisco López Mena nombró al abogado cancunense Manuel Jesús Canto Presuel, manteniendo sin ajustes su obeso organigrama.

Y es que la Secretaría de Gobierno se ha dado el lujo de multiplicar su número de subsecretarios, inventando nuevas áreas de “atención” para albergar a burócratas de lujo en puestos que en la mayoría de los casos son puro membrete.

La trayectoria y la erudición en temas legales de Canto Presuel nadie los cuestiona, pues cumple con todos los requisitos para estar al frente de la subsecretaría jurídica; lo cuestionable es si realmente una dependencia que desde hace mucho tiempo no cumple con su razón de ser debe tener tan abultada nómina, con subsecretarios para supervisar hasta la compra de tortas y chescos.

Según la información de la unidad de transparencia de la Secretaría de Gobierno, para auxiliar a Francisco López Mena en sus labores políticas hay seis subsecretarios y dos secretarías, además de infinidad de direcciones.

Apenas por debajo del mandamás aparecen la Secretaría Particular, ocupada por Silvestre Rello Aguilar, y la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública, cuyo titular es Aurelio Mendoza Ramírez.

Después vienen los seis subsecretarios: el panista Joel Espinoza Moreno es el de Desarrollo Político; Paola Moreno Córdova –esposa del diputado perredista Emiliano Ramos Hernández– es la encargada de Vinculación Política y Social; Claudette González está a cargo de la subsecretaría Técnica; Joaquín González Castro de Enlace Interinstitucional; Jesús Pool Moo, es el subsecretario Social e Interinstitucional en la Zona Norte, y cierra la lista el recién nombrado Manuel Jesús Canto, subsecretario de Asuntos Jurídicos.

Cabría esperar que con este batallón de subsecretarios la eficiencia de la dependencia encargada del control de la política interna, de las notarías, patentes y relaciones con sindicatos y diversas organizaciones, fuera garantizada. Tristemente no es así.

Por el contrario, muchos asuntos de atención primordial que se le han desbordado a López Mena y sus vasallos terminan reventando en la oficina del gobernador Carlos Joaquín González, quien en más de una ocasión se ha visto obligado a salir al paso.

Con esos resultados, ¿vale la pena mantener a esta legión de subsecretarios con sueldos y prestaciones de ensueño en estos tiempos de vacas flacas?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios