13 de Diciembre de 2018

Chetumal

"Vivimos con temor, hace algunos años se comieron a un muchacho"

Habitantes de la colonia Kilómetro 55 de Majahual se encuentran preocupados ante el acecho de un lagarto.

Habitantes de la localidad han tenido contacto visual con el lagarto de aproximadamente metro y medio de largo. (Foto de Contexto/SIPSE)
Habitantes de la localidad han tenido contacto visual con el lagarto de aproximadamente metro y medio de largo. (Foto de Contexto/SIPSE)
Compartir en Facebook "Vivimos con temor, hace algunos años se comieron a un muchacho"Compartir en Twiiter "Vivimos con temor, hace algunos años se comieron a un muchacho"

Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Habitantes de la colonia Kilómetro 55 de Majahual en Othón P. Blanco, temen ante el acecho de un lagarto y piden apoyo de autoridades para la reubicación del animal a una zona en donde no represente algún riesgo, principalmente para los menores.

El alcalde de la comunidad confirmó que en dicho asentamiento habitan alrededor de 80 familias, quienes han tenido contacto visual con el lagarto de aproximadamente metro y medio de largo.

“Los habitantes lo vieron en varias ocasiones, se acercaba a comer restos de pollo que se tiraba por el área. Una de las cosas es vigilar por varios días para detectarlo y la solución es agarrarlo y llevarlo rumbo a la carretera a unos 20 o 30 kilómetros para que no vaya a resultar herida alguna persona, sobre todo los niños que viven por ahí. Seguiremos monitoreando porque es un riesgo para los habitantes”.

En este sentido, dijo que se ha solicitado el apoyo de la Coordinación de Protección Civil Municipal, a cargo de Juan Manuel Zamarripa Pérez, aunque únicamente ha recomendado buscar y capturar al animal.

Por su parte, el regidor presidente de la Comisión de Protección Civil del Othón P. Blanco, Federico Hernández Amador, exhortó a las autoridades federales como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a tomar cartas en el asunto.

“Es su responsabilidad asistir ahí, estos animales son peligroso, la Profepa debe asistir para que no vaya a ocurrir alguna desgracia. Tenemos casos de la comunidad de Alacranes, donde un cocodrilo se comió a un muchacho hace algunos años. Las autoridades ambientales tienen que ir y sacar a los animales de esa zona habitacional”.

La preocupación de los habitantes del lugar es que, aunque no lo han visto en los últimos días, prevalece el temor de que haya más de estos lagartos, de ahí que insisten en la necesidad de que alguna autoridad realice alguna reubicación.

“Hasta el momento los intentos de captura no han rendido frutos. Pero seguimos intentando”, concluyó el alcalde de Majahual. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios