25 de Septiembre de 2018

Chetumal

Descartan nueva siembra de soya transgénica en Bacalar

Aseguran que es mucho el costo ambiental para los beneficios que obtienen por esta producción.

La soya transgénica causa el impacto al medio ambiente, una fuerte deforestación y contaminación del manto freático. (Redacción/SIPSE)
La soya transgénica causa el impacto al medio ambiente, una fuerte deforestación y contaminación del manto freático. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Descartan nueva siembra de soya transgénica en BacalarCompartir en Twiiter Descartan nueva siembra de soya transgénica en Bacalar

Ángel Castilla/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Investigadores en Ecosur Chetumal no encontraron indicios de una nueva siembra de soya en las comunidades de Nuevo Salamanca y Blanca Flor, municipio de Bacalar, donde en 2015, se comprobó el cultivo de transgénicos.

Rogel Villanueva Gutiérrez, investigador titular en El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Chetumal, informó que un grupo de investigadores ha realizado sobrevuelos, uno hace aproximadamente un año y el último hace cinco meses, en ambas comunidades en busca de nuevas siembras de soya en esos campos para que en caso de encontrar ese cultivo, realizar nuevas muestras para determinar si nuevamente utilizaron transgénicos, pero en los recorridos los resultados han sido negativos.

También te puede interesar: Empresas europeas piden a México no sembrar soya transgénica

Indicó que esa situación los lleva a la conclusión que el haber dado a conocer los resultados que obtuvieron en las muestras realizadas en 2015, y que comprobaron la siembra de soya transgénica, a través de los medios de comunicación, de alguna manera dio resultados positivos, y las autoridades de los tres niveles de gobierno tomaron cartas en el asunto y no han permitido que continuara esa práctica.

“Suena muy atractiva la producción de soya transgénica, porque aparentemente hay una mayor producción, pero en realidad no la hay, y todos los problemas colaterales que conllevan son muy grandes, el impacto al medio ambiente, una fuerte deforestación y contaminación del manto freático, muerte de varios animales por el uso de cantidades industriales de herbicidas y pesticidas, entre otros”.

(Redacción/SIPSE)

Precisó que el impacto al medio ambiente es muy grande, por lo que es mucho el costo ambiental para los beneficios que se obtienen por la producción de soya transgénica, además de los daños en la salud que puede ocasionar en las personas que consumen ese producto.

Villanueva Gutiérrez, recordó que en octubre de 2015, realizaron pruebas en las comunidades menonitas de Nuevo Salamanca y Blanca Flor, mismas que dieron a conocer en diciembre de ese mismo año.

En Nuevo Salamanca tomaron 18 pruebas y 29 en Blanca Flor, y con los resultados obtenidos, se determinó el hallazgo de transgénicos en ambas comunidades de Bacalar.

En julio de 2017, la Procuradoría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), informó que existe una denuncia penal por deforestación de más de tres mil hectáreas en Bacalar, sin autorización de uso de suelo, y que los acusados pudieran hacerse acreedores a una multa de hasta tres millones 774 mil 500 pesos (50 mil UMAs). El desmonte se efectuó en los ejidos San Fernando, El Bajío y Buena Esperanza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios