17 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Buscan entre los desechos el sustento para sus familias

Los pepenadores aseguran que la calidad de la basura es mejor en las supermanazanas, que en las regiones, en donde las bolsas están rotas y arrumbadas.

Los pepenadores aseguran que las zonas en donde existan contenedores, son las mejores. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Los pepenadores aseguran que las zonas en donde existan contenedores, son las mejores. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Buscan entre los desechos el sustento para sus familias Compartir en Twiiter Buscan entre los desechos el sustento para sus familias

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Todo indica que inclusive en la basura hay diferencias de una zona a otra, pues algunas personas, incluso familias enteras, buscan entre los desechos de las supermanzanas del centro restos de comida, botellas de plástico y latas de aluminio para alimentarse y conseguir algunos pesos.

Alejandra Lara Gaitán, empresaria, señaló que en la supermanzana que vive, la 31, se puede observar a personas que hurgan en los contenedores de desperdicios, situación que no le molesta o incomoda ya que es preferible eso a que estén delinquiendo. “Lamentablemente así es la vida, lo que algunos tiramos resulta ser el sustento de otros, además no están haciendo ningún mal, se están ganando la vida”, expresó.

Gaspar Pat Cimé, desempleado, recorre todos los días las supermanzanas del centro, dice que las zonas donde existen contenedores son las mejores, en las regiones y colonias las bolsas de basura se encuentran arrumbadas en las esquinas, por lo general rotas durante la noche por los perros y gatos del lugar. Inclusive la calidad de la basura es mejor en las supermanzanas, “en las regiones sólo encontramos algunas latas de cerveza y algunas botellas de plástico, en el centro los contenedores tienen hasta bolsas de tostadas o cajas de galletas a medias, porque casi caducan, mejor las tiran, pero si las pruebas, todavía están buenas”, dijo, mientras le daba una mordida a una tostada que sacó de entre los desperdicios.

José Luis Santos Hernández, agente de ventas, vive en la Supermanzana 29, para él la presencia de pepenadores en la zona es intimidante, aunque no hacen nada malo a su parecer, teme que en algún momento alguno pueda cometer un delito impulsado por la necesidad. Cuando sale temprano de su casa y los encuentra en su camino, procura caminar con cautela.

María Salazar Uchin, pepenadora, recorre las supermanzanas y algunas regiones con su triciclo en compañía de sus dos hijos, uno de siete años y el otro de cinco, buscan botellas y objetos que puedan vender en las chatarreras de la ciudad. “Quisiera que mis hijos estuvieran en la escuela y no conmigo buscando entre la basura, pero no hay dinero y si queremos comer, tenemos que salir muy temprano para vender algo o cuando nos va bien, encontrar algo de comida en los botes y bolsas negras”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios