23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Guía infalible para estudiar y aprender ¡lo que quieras!

Estudiar no tiene por qué ser un martirio, el secreto está en no saturar tu mente. (elartedelascosasnimias.blogspot.com)
Estudiar no tiene por qué ser un martirio, el secreto está en no saturar tu mente. (elartedelascosasnimias.blogspot.com)
Compartir en Facebook Guía infalible para estudiar y aprender ¡lo que quieras! Compartir en Twiiter Guía infalible para estudiar y aprender ¡lo que quieras!

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- Sí, hoy es oficialmente el primer día de clases y muchas escuelas de Quintana Roo iniciarán el curso con aulas saturadas de alumnos, mientras que hay quienes se quedaron sin un pupitre en donde continuar sus estudios; es por eso que si eres una de las personas afortunadas que podrá continuar su preparación, pon atención a estos tips para aprovechar mejor lo que te enseñarán los maestros.

Ya sea que quieras aprender un nuevo idioma, inicies el semestre o estés pensando en alguna maestría, existen métodos que pueden ayudarte a estudiar y obtener mejores resultados, informa el portal web dineroenimagen.com. 

También te puede interesar: ¿Sabes qué es la amnesia digital? Podrías padecerla sin saberlo 

Pese a que no hay un instructivo para que tu mente funcione de tal forma que siempre saques 10, Barbara Oakley, profesora en ingeniería de sistemas de la Universidad de Oakland y autora del curso virtual más exitoso de Coursera Aprendiendo a aprender, se ha dedicado a compartir algunas técnicas eficientes de aprendizaje que te pueden ayudar.

Prioriza lo más complicado

La también autora del libro, A Mind for Numbers: How to Excel in Math and Science sugiere que al comenzar, te dediques primero a lo que sepas que se te dificulta más, así aprovecharás que tienes la mente fresca y lista para aprender.

Concéntrate

Para realmente tener algún progreso al estudiar, es necesario que evites cualquier distractor. Apaga todas las alarmas y notificaciones de tu smartphone, computadora y tableta para lograrlo. 

Oakley recomienda utilizar la técnica Pomodoro, que consiste en concentrarte durante sólo 25 minutos, sin interrupciones y te esfuerces diligentemente a lo que necesitas repasar.

Cuando el tiempo se acabe, dedica unos cinco o 10 minutos para relajarte, recompénsate con algún dulce o viendo algún video que te divierta.  Define tiempos y lugares donde puedas estudiar que eviten que veas constantemente tus dispositivos móviles.

Haz memoria

       Imagen: dineroenimagen.com

Después de leer una página, aleja tus apuntes y recuerda las ideas principales. Si sueles utilizar un marcador, trata de no subrayar todo y  no lo hagas hasta que hayas ejercitado tu memoria con el concepto que consideras destacar. 

Trata de evocar las ideas principales cuando vayas camino a clase o a la oficina, o en cualquier lugar diferente a donde estudias. Tener la habilidad de generar ideas propias sobre el tema de estudio es uno de los indicadores clave de que estás aprendiendo correctamente.

Pruébate a ti mismo 

Trata de hacerlo todo el tiempo, con tarjetas, o un amigo que constantemente te pueda preguntar algún concepto o ejercicio que active tu memoria, sin que te satures.

Sintetiza lo que entendiste

Al aprender, se crean conexiones neuronales que con el tiempo reaccionan automáticamente al momento de querer resolver un problema, hacer una oración en otro idioma o recordar un concepto; a esto Oakley le llama hacer un "chunk" (pedazo). 

La especialista explica que crear un "chunk" consiste en entender y practicar problemas y soluciones para que al momento de necesitarlo, la idea se presente inmediatamente. 

Después de resolver un ejercicio, repásalo, asegúrate de que puedes volver a hacerlo paso a paso; como si estuvieras aprendiendo una canción. Trata de repetirlo varias veces en tu mente para que los datos se puedan combinar y formar un "pedazo" sólido de información en tu cerebro.

Haz repeticiones, pero espaciadas

Recuerda que tu cerebro es un músculo que sólo puede resistir cierta cantidad de ejercicio al día. Es necesario que des tiempo a tu mente de asimilar el conocimiento nuevo que ha adquirido, por lo que es recomendable hacer repeticiones de tus estudios y ejercicios de forma constante, pero en diversos lapsos.

Resuelve problemas diferentes cuando practicas

Evita practicar por mucho tiempo usando una sola técnica o un solo tipo de ejercicio. Combina tu estudio con diferentes planteamientos, procesos y técnicas. Una forma práctica es abrir tus libros de ejercicios al azar para ver qué ejercicio aparece y lo resuelvas.

Descansa

        Imagen: rpp.pe

Es común que cuando se acerca un examen o el inicio de clases quieras ponerte al corriente "en una sentada", pero esto sólo saturará tu mente. 

Cuando te encuentres atorado en cómo resolver un ejercicio, especialmente si tiene que ver con ciencia o matemáticas, tómate unos minutos para distraerte. Así tu mente más relajada podrá trabajar mejor y encontrar la solución.

Usa preguntas obvias y simples analogías

Cuando tengas problemas para aprender un concepto, pregúntate, ¿cómo podrías explicárselo a un niño de 10 años para que pueda entenderlo?

Cuando tengas problemas para aprender un concepto, pregúntate, ¿cómo podrías explicárselo a un niño de 10 años para que pueda entenderlo?

Usar una analogía puede ayudarte a comprender con más recursos el proceso o lección que estés tratando de aprender.

Motívate con contrastes mentales

Cuando te sientas desanimado y no quieras seguir con este esfuerzo, Oakley sugiere que te imagines a ti mismo en tu actual condición y lo contrastes con lo que quieres lograr gracias a lo que sea que estés estudiando. Pega palabras o alguna fotografía que te recuerde a dónde quieres llegar. Esto te ayudará a motivarte y continuar para alcanzar tus metas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios