|
Las comparsas alegran los desfiles en las avenidas y en el malecón Tajamar. (Redacción/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Juan Estrada/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- El júbilo y la alegría que despertó el desfile de carros alegóricos y las comparsas en el cuarto día de carnaval de Cancún, hicieron que 32 personas terminaran de festejar en el centro de retención municipal por faltas menores, provocadas por el abuso en el consumo de alcohol.

El ritmo de batucada provocó que algunas avenidas fueran tomadas por los transeúntes que deseaban ver a los reyes del carnaval. Tránsito hizo el corte vehicular en las avenidas Tulum, prolongación Cobá, Bonampak, López Portillo, Chichén Itzá y bulevar Colosio.

El ambiente se calentó, y para bajarse el calor algunas personas acudían a refrescarse a los expendios de alcohol; después de algunos tragos, la impertinencia comenzó a apoderarse de la actitud de algunos caballeros, por lo que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal (SSP) tuvieron que realizar acciones de prevención.

Como pescador en hora buena con varios peces que caen a la red, fueron 32 los que ameritaron ser trasladados al centro de retención municipal, y no por el alcoholímetro, sino por alterar el orden público, faltas a la moral e incluso a la autoridad.

Ayer Novedades de Quintana Roo publicó que la estadística de personas que asistieron el domingo al carnaval fue de 20 mil benitojuarenses, quienes abarrotaron la avenida Tulum y bailaron al ritmo de batucadas.

Los uniformados dijeron que hoy estarán vigilantes para evitar que se susciten actos delictivos o se dañe a las personas que acudan a gozar de la fiesta.

Cargando siguiente noticia