23 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Tiempo, práctica y paciencia

Cuando practicas con un instrumento musical estás aprendiendo movimientos físicos que permiten las creaciones...

Compartir en Facebook Tiempo, práctica y pacienciaCompartir en Twiiter Tiempo, práctica y paciencia

[email protected]

Música y Vida

Tiempo, práctica y paciencia

Mario Monroy

Cuando practicas con un instrumento musical estás aprendiendo movimientos físicos que permiten las creaciones.

Puede que tengas una habilidad sobrenatural para aprender las teorías, y una memoria que te permita identificar casi de inmediato las formas de tus dedos sobre las teclas.

Aunque hay personas con un don nato a nivel físico para tocar instrumentos musicales, lo cierto es que la gran mayoría de nosotros debemos aprender algo que se denomina como “memoria muscular”.

La memoria muscular es la memoria de tu cuerpo al aprender y memorizar las posiciones, de modo que al tocar, el cuerpo lo haga por instinto, sin pensarlo.

Pero para lograrlo se requiere de práctica, mucho tiempo de práctica. Este tiempo le permitirá a tu cuerpo posicionarse de una manera adecuada: se crea una musculatura de soporte y, aunque no lo creas, ya no te cansarás al sostener el violín, la guitarra o al estar sentado frente al piano por mucho tiempo.

Y esta memoria también hace que las extremidades se formen de acuerdo con el elemento y nuestras necesidades.

Los guitarristas, por ejemplo, logran mayor flexibilidad en sus dedos, que aprenden a estirarse con facilidad y adecuación para recorrer el cuello de una guitarra sin esfuerzo.

Los dedos forman pequeños callos debido al roce con las cuerdas, lo que permite que el roce posterior sea mucho más nítido.

Los que me conocen saben que mis manos son muy pequeñas dentro del paradigma de manos con dedos largos son de pianista; y el tiempo ha hecho que tenga una gran extensión al abrir la mano y puedo alcanzar una distancia considerable a pesar del tamaño de mis manos.

Así es que el aprender a tocar un instrumento musical es la conjunción de práctica y de tiempo. Tu mente debe aprender los conceptos, y tu cuerpo debe memorizar de manera natural las posiciones.

A todo esto debemos agregar la paciencia como la herramienta principal para aprender a tocar. Así que tiempo, práctica y paciencia los tres mejores maestros para aprender a tocar un instrumento musical. La gente abandona esta actividad por la falta de estos tres elementos. Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios