14 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

La buena percepción del trabajo del edil capitalino es innegable

La buena percepción del trabajo del edil capitalino es innegable.

Compartir en Facebook La buena percepción del trabajo del edil capitalino es innegableCompartir en Twiiter La buena percepción del trabajo del edil capitalino es innegable

Conservando una amplia popularidad y aceptación de los capitalinos a pesar del desgaste de 14 meses de gobierno en un municipio al borde del desastre, el alcalde chetumaleño Luis Torres Llanes tiene ante sí interesantes alternativas, pues al ser el político “del cambio” mejor posicionado todos los caminos lucen abiertos. 

La buena percepción del trabajo del edil capitalino es innegable, así lo han confirmado las encuestas internas del PAN con las que han medido el potencial de sus cuadros aspirantes a candidaturas, y un estudio serio del Instituto de Administración Pública del estado (Iapqroo), en el que se llevó los honores como el presidente municipal con mejor desempeño, según sus propios gobernados. 

Con esos méritos, la aspiración de Torres Llanes a la diputación federal es totalmente válida, pues sin ninguna duda es el mejor candidato que pudiera enviar el tambaleante Frente Amplio (PAN-PRD-MC) a la contienda, aunque, como he señalado anteriormente, competir por la curul federal lo sacaría de su zona de confort. 

Porque el distrito del cual Chetumal es cabecera, abarca los municipios de Bacalar, Carrillo Puerto y José María Morelos, donde el alcalde chetumaleño no es tan conocido y está por verse cómo lo recibe el electorado de la zona maya, sobre todo. 

A pesar de ese detalle, Luis Torres partiría con ventaja, ya que al ser Othón P. Blanco el municipio que alberga a más del 60 por ciento del padrón electoral del distrito, la elección normalmente se define con los votos de los capitalinos, que lo tienen aún como favorito. 

El otro camino electoral es buscar la reelección en el cargo, lo que sería casi automático por la notable aceptación de la que goza. 

Pero al parecer ni él, ni los panistas que tienen mano en la selección de candidato en este municipio, están interesados en esa opción, sin importar que es la jugada más segura. 

Y es que el PAN adolece de cuadros fuertes para retener con facilidad el Ayuntamiento, pues los diputados locales y aspirantes a la candidatura, Mayuli Martínez Simón y Fernando Zelaya Espinoza, lucen como flanes ante un PRI en plena recuperación y un Morena alimentado con la turbosina de López Obrador. Del PRD ni hablar, su presencia en el municipio capitalino es diminuta. 

Los caminos electorales no son los únicos allanados para “Licho” Torres, ya que también tiene la posibilidad real de concluir su periodo y saltar a una secretaría de estado desde donde podría proyectarse a otras áreas de la política.

De hecho ya circulan rumores que lo ubican en la importantísima Secretaría de Gobierno en 2018, en el caso que decidiera seguir la ruta de concluir su periodo. 

Mucho tiene que reflexionar el alcalde en estos tiempos navideños, aunque su problema consiste en tomar la mejor decisión entre varias opciones, todas prometedoras. Una disyuntiva que provoca envidia en los demás políticos y aspirantes.         

Las vergüenzas del PRI 

La irresponsabilidad y falta de tacto del dirigente estatal del Tricolor, Raymundo King de la Rosa, que echó a la calle a decenas de trabajadores del PRI con años de servicio y con salarios microscópicos, le siguen pasando una alta factura al partido, no solo en imagen, sino también en lo económico, pues esta semana le fueron embargados tres vehículos para garantizar el pago de 118 mil pesos a favor de uno de los empleados despedidos que denunció ante la Junta de Conciliación y Arbitraje. 

El suceso, más que una derrota legal, es una verdadera vergüenza para un partido que estuvo en los cuernos de la luna por cuatro décadas en el estado, y evidencia el patetismo inaudito de su líder local.

Y más vale que Raymundo empiece a poner sus malas cuentas en orden, porque están en proceso en la Junta de Conciliación al menos otras nueve denuncias, cuyas resoluciones podrían ser similares. 

Ya lo decía el escritor y poeta español Francisco Ayala: “la incompetencia es mucho más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios