23 de Octubre de 2018

riviera-maya

Solidaridad es la cuna de la tortura en Quintana Roo

Existen 83 casos confirmados en el Estado.

El 85% fueron ejecutados por policías ministeriales de la Fiscalía General. (Foto: Contexto/SIPSE)
El 85% fueron ejecutados por policías ministeriales de la Fiscalía General. (Foto: Contexto/SIPSE)
Compartir en Facebook Solidaridad es la cuna de la tortura en Quintana Roo Compartir en Twiiter Solidaridad es la cuna de la tortura en Quintana Roo

Alejandra Galicia/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- En el Estado, Solidaridad es la cuna de la tortura, ya que de acuerdo con el reporte de la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo (Cdheqroo), existen 83 casos confirmados de tortura, de los cuales 64 se suscitaron en el municipio.  

La tortura es considerada por la Cdheqroo como la expresión máxima de la violación de los derechos humanos de las personas, y cuando se configura el delito es porque la víctima recibió fracturas en los huesos, mutilaciones con utensilios o herramientas y hasta electrochoques en diferentes partes del cuerpo. 

También te puede interesar: Los policías siguen 'a la cabeza' en violación de derechos ciudadanos

Harley Sosa Guillén, presidente de la Cdhqroo, mencionó que desde 2013 al 18 de diciembre de este año, del total de casos confirmados de tortura en Quintana Roo, 85% fueron ejecutados por policías ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE). Los hombres fueron principalmente las víctimas de tortura y la mayoría de los actos violentos se dieron en los separos de la FGE.

Hace más de un mes, la FGE ofreció una disculpa pública a Héctor Manuel Cacique Fernández, alias “El diablo”, quien fue procesado por estar vinculado en las ejecuciones de siete personas en el bar “La Sirenita” en marzo de 2013; sin embargo, debido a que los elementos de la FGE lo torturaron fue puesto en libertad.

“El diablo” recibió electrochoques en los testículos, diversos golpes en el cuerpo, fue violado y los golpes afectaron su audición y vista, actualmente el ex procesado se encuentra a espera de recibir una gratificación económica. Otro caso reciente fue una persona que con un martillo le rompieron los dedos para obtener una confesión.

Sosa Guillén explicó que las autoridades ministeriales que torturan deben ser inhabilitadas, mientras que el resto de los policías reciben capacitación en materia de derechos humanos para no volver a incurrir en tortura.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios