15 de Diciembre de 2018

riviera-maya

“Los taxistas no se detienen porque creen que tienen que ayudarme”

El payaso en silla de ruedas dice tener que esperar varias horas para poder abordar un taxi en Playa del Carmen.

El payaso hondureño Patas Largas está de visita en Playa del Carmen desde hace tres semanas. (Adrián Barreto/SIPSE)
El payaso hondureño Patas Largas está de visita en Playa del Carmen desde hace tres semanas. (Adrián Barreto/SIPSE)
Compartir en Facebook “Los taxistas no se detienen porque creen que tienen que ayudarme”Compartir en Twiiter “Los taxistas no se detienen porque creen que tienen que ayudarme”

Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Al payaso Patas Largas la calle le ha enseñado mucho, desde la globoflexia, actividad de la que vive, hasta la actitud para afrontar los retos que su discapacidad le pone cada día en la ciudad que en las últimas semanas le ha servido de sustento, especialmente para abordar el transporte y trasladarse de un lado a otro.

“Son muy hospitalarios aquí, pero sí pido a los taxistas que hagan más conciencia y vean que los discapacitados también tenemos necesidad de transportarse (…) pasan hasta horas para abordar un taxi”, acusa Luis Homero Betanzos Nava.

Desde hace tres años encontró en la globoflexia una manera de vivir y en la esquina de la avenida Juárez y 30 la gente le sonríe por su personalidad socarrona.

"Pido a los taxistas que hagan más conciencia y vean que los discapacitados también tenemos necesidad de transportarse"

También te puede interesar: Norma oficial obligará a empresas a ser ‘incluyentes’

“Mire, aquí le regalo el perro para que se los eche a su vecina; señor, para las arrugas le tengo la solución: pomada de caballito que ya le tengo listo; guapa, le regalo mi corazón para que por lo menos tenga uno para romper hoy”, son el tipo de frases que lanza a los transeúntes que en buena proporción le regresan la sonrisa y a veces una moneda.

Se traslada desde la colonia Ejidal

Pero para llegar a esta esquina céntrica donde trabaja desde hace tres semanas, Patas Largas a veces recorre varias calles desde la colonia Ejidal en su silla de ruedas, pues como refiere, es muy difícil hacer que un taxista se detenga y lo lleve.

“Yo tengo mi maña para subirme a los carros; yo creo que los taxistas no se detienen porque creen que tienen que ayudarme a subir, o quizá que no les voy a pagar pero están equivocados”, lamenta.

Rafael Barragán Vázquez, presidente de la asociación Libertad de Accesibilidad, recuerda que hace un par de años, en la pasada administración municipal, se tuvo la intención de crear un acuerdo con el sector del transporte para que las personas en situación de discapacidad tuvieran un mejor trato en las unidades.

Consultado sobre el tema, Emilio Tamargo Navarro, regidor de Transporte, dijo desconocer la intención de generar un acuerdo con los taxistas pero se acercará con Libertad de Accesibilidad para apoyar su petición.

Vive feliz su ‘Mexican Dream’

“Sufrí un accidente, me caí del tren, de “La Bestia”. Tenía la idea de llegar a los Estados Unidos"

Patas Largas, hondureño de nacimiento, ha vivido en sillas de ruedas durante 18 de sus 33 años. A los 15 quiso alcanzar el American Dream, pero no lo logró: 

“Sufrí un accidente, me caí del tren, de “La Bestia”. Tenía la idea de llegar a los Estados Unidos. De eso hace como 18 años, llegué a México con pies, perdí las piernas en Tres Valles, Veracruz. Casi a  mitad del camino me caí, me resbalé a la hora de querer bajar, ahí perdí las piernas. Me regresaron a Honduras y volví a regresar a México”.

Pese a ese infortunio, Patas Largas vive con alegría en su “Mexican Dream”; va de ciudad en ciudad agradando las calles con su perspicacia y de vez en cuando regresa al puerto de Veracruz donde lo espera su esposa, su hija y su madre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios