21 de Abril de 2018

Cancún

Tres Cárteles de México pelean por Cancún

El Cártel de Jalisco Nueva Generación, el del Golfo y Los Zetas han desafiado el control de la región, sugiere consultora.

En los últimos días las ejecuciones en Cancún se han hecho mas frecuentes.  (SIPSE)
En los últimos días las ejecuciones en Cancún se han hecho mas frecuentes. (SIPSE)
Compartir en Facebook Tres Cárteles de México pelean por CancúnCompartir en Twiiter Tres Cárteles de México pelean por Cancún

 

Agencias
CANCÚN, Q.Roo.- El 12 de enero, las autoridades descubrieron un cadáver masculino acompañado de una narcomanta en el municipio Benito Juárez, Quintana Roo. El mensaje decía que la víctima fue asesinada por ser miembro de Los Zetas, cártel dominante en esta entidad, según publica El Economista en su portal web. 
 
Si bien el estado ha registrado niveles relativamente bajos de violencia, este hecho demuestra que el Cártel de Jalisco Nueva Generación, el del Golfo y Los Zetas han desafiado el control de la región, particularmente en el popular destino turístico de Cancún, sugirió la consultora en geopolítica Stratfor.
 
Los Zetas han controlado Quintana Roo desde que el grupo se separó del Cártel del Golfo, en el 2010. Un grupo criminal local de Cancún, conocido como Los Pelones, en ocasiones entra en conflicto con ellos por el control de las actividades delictivas.
 
En el 2012, El Cártel de Jalisco Nueva Generación se alió con Los Pelones para entrar a Cancún y desafiar el control de Los Zetas. Un mensaje descubierto el 26 de diciembre del 2012, supuestamente firmado por el Cártel del Golfo, sugirió que esta célula delictiva se había incluido en esta batalla. Los culpables del asesinato del 12 de enero se desconocen, pero es probable que uno de los tres rivales esté detrás del mensaje.
 
Stratfor recordó que la guerra entre Los Zetas y sus rivales en Quintana Roo durante el 2012 incrementó los niveles de violencia, específicamente en Cancún.
 
A través de un análisis, pero en otra región del país, la firma estadounidense detalla que el 11 de enero, un paquete que contenía cuatro bombas de fabricación casera detonó en el interior de una residencia en Brownsville, Texas, hiriendo a una pareja y su hijo de cinco años. Un camión repartidor llevó el bulto la tarde anterior.
 
Sólo uno de los cuatro dispositivos detonó, lo que indica fallas, pero los funcionarios locales describen al dispositivo como sofisticado. Según las autoridades, la familia no cooperó con los investigadores asignados al caso.
 
Stratfor detalla que se levantaron sospechas de que el ataque estaba relacionado con el Cártel del Golfo ante la falta de cooperación de las víctimas, así como la proximidad de Brownsville a Matamoros, Tamaulipas. Sin embargo, la consultora aclara que es muy extraño que un cártel entregara un artefacto explosivo improvisado.
 
La alta visibilidad del ataque muestra improbable la relación con la violencia de los cárteles mexicanos, a pesar de su ubicación. Llevar a cabo un ataque tan violento y de alto perfil como el 11 de enero podría perjudicar las operaciones de tráfico de drogas, ya que causó que la policía se centrara más en esa zona.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios