21 de Junio de 2018

Opinión QRoo

Tres damas aceleradísimas

Tres damas que ocupan posiciones del gobierno del estado andan muy aceleradas por el irresistible olor de las candidaturas que estarán en juego en 2018...

Compartir en Facebook Tres damas aceleradísimasCompartir en Twiiter Tres damas aceleradísimas

Tres damas que ocupan posiciones del gobierno del estado andan muy aceleradas por el irresistible olor de las candidaturas que estarán en juego en 2018, descuidando por completo sus tareas políticas y burocráticas. Ellas son Candelaria Raygoza Alcocer, María Cristina Coronado Cruz y Rocío Barbosa.

Candy Raygosa –Subsecretaria de Asuntos Indígenas en la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (Sedesi)– quiere desplazar a Luis Torres Llanes, quien todavía no decide si va por la reelección o se inclina por la diputación federal. Pero por lo pronto doña Candy ya está apuntadísima para la silla y desde octubre pasado organiza sus reuniones clandestinas. El nombre: “agentes del cambio”.

María Cristina Coronado no es tan conocida que digamos, pero es Subsecretaria de Planeación en la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC). Al menos planea muy bien lo relacionado con su improbable candidatura a la diputación federal, porque 2018 presenta sus desafíos muy complicados y los que vayan a la guerra electoral deben estar bien posicionados.

Pero María Cristina se vale de su cercanía con el gobernador Carlos Joaquín González para preparar su candidatura. Quizá se salga con la suya, pero es prácticamente imposible que PAN y PRD vayan de nuevo tomaditos de la mano al 2018.

Rocío Barbosa es directora de Servicio Profesional Docente, pero su prioridad también es la grilla. Pocos la conocen, pero este pequeño detalle no la desanima. Ella persigue por lo pronto una Subsecretaría. Paso a pasito…

Lo lamentable es que las tres ocupan cargos burocráticos que no deben ser descuidados por la fiebre electoral anticipada que padecen Candy, Cristina y Rocío.

La competencia en la capital

La alcaldía capitalina es una incógnita para 2018, a menos que Luis Torres Llanes decida reelegirse. Pero el retador más peligroso será Morena, a menos que mande a competir a un candidato perdido en el anonimato, como hicieron en el proceso de 2016.

En el PAN el único peso completo es Mario Rivero Leal, pero falta que lo dejen competir. Pero los panistas deben comprender que la elección de 2018 será un tablero muy diferente y les puede ir muy mal en casi todos los frentes. El factor Andrés Manuel López Obrador hace la diferencia y va a arrasar de nuevo en Quintana Roo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios