18 de Octubre de 2018

riviera-maya

Últimos Testigos: exposición fotográfica de ancianos mayas

El proyecto tardó tres años en realizarse; se exhibe en Cozumel hasta el 25 de junio.

El horario de la exposición es de 11 am a 6 pm de martes a domingo, estará disponible hasta el 25 de junio. (Gustavo Villegas/SIPSE)
El horario de la exposición es de 11 am a 6 pm de martes a domingo, estará disponible hasta el 25 de junio. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Compartir en Facebook Últimos Testigos: exposición fotográfica de ancianos mayasCompartir en Twiiter Últimos Testigos: exposición fotográfica de ancianos mayas

Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Rostros que muestran arrugas de años de trabajo bajo el sol han dejado en ellos, imágenes que llaman poderosamente la atención a hacen querer contemplar sin interrupciones las fotografías de un metro y medio de alto que plasmas las miradas y los gestos de los ancianos mayas descendientes de los combatientes de la Guerra de Castas.

Al mismo tiempo son una puerta a la historia de la península de Yucatán y que cuando ellos no estén se perderán para siempre pues a decir Serge Barbeau, autor de estas imágenes, las nuevas generaciones ya no están en conservar esta memoria oral. De ahí el nombre de "Últimos Testigos", proyecto que tardó tres años en realizar y que se exhiben en la isla Cozumel. "No solo es una experiencia visual, también lo es física" afirma el fotógrafo canadiense.

También te puede interesar: Especialistas nacionales buscan regular la extracción de agua

Todo comenzó como un proyecto fotográfico y sin darme cuenta se tornó en un proyecto fotográfico- antropológico que no hubiera sido posible sin el apoyo de Marcos A. Cante Canul, fundador de la cooperativa "Xyaat, Ecoturismo Comunitario Maya" en la zona maya de Quintana Roo quien entrevistaba a los ancianos mientras me tocaba hacer las fotografías, revela.

Los abuelos que aparecen en estas fotografías son descendientes directos de aquello que se levantaron en armas y participaron en la llamada Guerra de Castas en la Península de Yucatán (1847-1901). Todos los ancianos viven en los alrededores del municipio de Felipe Carrillo Puerto.

"Están perdidos en pueblos pequeños donde nadie se interesa por ellos… es una pena porque la cultura maya es muy rica e interesante. Conectarse y hablar con ellos fue una experiencia emocional".

Como dato curioso es preciso recordar que fue ese mismo conflicto el que llevó a un grupo de familias a refugiarse en Cozumel en el año de 1848 cuando la isla había sido abandonada.

La muestra ya se presenta de manera simultánea en Múnich, Alemania en el Museum Funf Kontinente y se está negociando exposiciones en Francia y España mientras que en México se ha presentado en la ciudad de Mérida, Yucatán y la Ciudad de México en el Museo Nacional de Antropología.

Son un total de 20 imágenes en el que se plasmas los rostros de estos ancianos mayas con un detalle espectacular acompañados de un texto cada uno que abre la puerta a la historia de sus vidas y de sus ancestros que combatieron en el conflicto civil de esta parte del país.

Originario de Canadá llegó a vivir a Quintana Roo hace una década y se estableció entre Coba y Tulum y desde su punto de vista, estas personas son capaces de contar y enseñar mucho.

Bernardo Pérez Soler, antropólogo mexicano que conoce en Paris donde radicó muchos años, tenía interés de hacer un documental sobre la guerra de castas y decidió apoyarlo en la producción del documental lo que los llevó hasta las pequeñas poblaciones que rodean a Felipe Carrillo Puerto.

Lo que en un inicio fue un interés desde el punto de vista fotográfico, esto dio pie a que hiciera las imágenes que hoy se exponen en la segunda planta de la Plaza del Sol a un costado del parque Central Benito Juárez.

"Están perdidos en pueblos pequeños donde nadie se interesa por ellos… es una pena porque la cultura maya es muy rica e interesante. Conectarse y hablar con ellos fue una experiencia emocional", afirma.

Durante la entrevista destaca que para el resto del mundo, sobre todo en Europa, los mayas ya no existen y solo quedan piedras o vestigios arqueológicos. Por eso es para ellos sorprendentes descubrir que hay aún dignatarios de esta cultura que viven con sus costumbres y hablan su leguaje.

El tema de la guerra de castas, incluso en México, es un tema que muy poco gente conoce pese a que fue una guerra cruel que tardó muchos años y una de las más importantes de Latinoamérica.

"Yo tuve la suerte de aprender de este tema directamente de los dignatarios" subraya para después agregar que esto no hubiera sido posible sin la ayuda de Marcos Canté quien hizo las entrevistas en maya uno a uno.

El horario de la exposición es de 11:00 a.m a 6:00 p.m de martes a domingo en la planta alta de Plaza del Sol y estará disponible hasta el 25 de junio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios